Hardware

Luces conectadas. Un mundo de posibilidades

Ahora mismo, a finales de 2019, vivimos una autentica revolución de la tecnología de consumo aplicada al hogar. El futuro que, hasta hace pocos años, era solo un cúmulo de ideas y conceptos plasmados en las películas de ciencia ficción se esta haciendo realidad. Para entender bien cómo hemos llegado hasta lo que tenemos entre manos, es bueno desgranar brevemente los hitos clave que han marcado el camino de la evolución del hogar conectado.

Al principio la única conexión del hogar con el mundo venía por medio de la televisión, la radio y el teléfono. Tres medios muy distintos que nos conectaban con el exterior. Pero en los años 80 llegó a los hogares la informática de consumo, gracias a la popularización de los ordenadores personales. Poco después, ya en los 90, se vivió una gran revolución (quizás la mayor de todas) que fue la llegada de internet a nuestras vidas. Esta fue posible como consecuencia de la gran cantidad de PCs que ya había instalados por todo el mundo. También hay que destacar que la mejora en las comunicaciones ha sido clave en este despegue de internet y suele pasarse por alto cuando pensamos en cómo surgió todo. Y el punto final vino cuando los smartphones se abarataron y se volvieron casi indispensables para la gran mayoría de la gente. Con ellos se cerró un circulo que es lo que permite ahora el despegue de los dispositivos conectados para el hogar.

Con todos estos avances ya en nuestras vidas el siguiente paso que ha dado la industria tecnológica ha sido el de conectar nuestro hogar con nosotros cuando no estamos en casa. Para ello ha nacido el llamando internet de las cosas, que básicamente es la posibilidad de que los productos del hogar se conecten a nuestra red wifi de casa para luego controlarlos desde internet, lo que nos da la posibilidad de manejar nuestra casa remotamente desde cualquier lugar del mundo. Suena complicado pero la idea es justo la de simplificar las cosas. Ahora una enorme cantidad de productos de consumo para el hogar tienen alguna característica que nos permite manejarlos en casa con el móvil, programarlos para que hagan ciertas funciones o actuar por su cuenta en función de lo que les programemos. Dado que esto es muy genérico y hay múltiples productos del hogar que nos permiten controlarlos por internet (termostatos, timbres, persianas, altavoces, televisores, etc.) hoy vamos a centrarnos en unos concreto: las luces del hogar. Explicaremos en qué consisten, qué nos pueden ofrecer y las distintas opciones que hay en el mercado para añadirlas a nuestro hogar.


En qué consisten las luces conectadas.

De entrada una luz conectada es aquella que se conecta doblemente. Por un lado lo hace a la corriente eléctrica, como todas, y por otro se conecta a nuestra red wifi de casa. Sin una conexión inalámbrica a internet no podremos disfrutar de sus funciones extra. Se puede hacer de diversas formas. Una opción es la de conectar luces de manera individual a nuestra red wifi, puesto que se vender bombillas capaces de hacerlo. Y la otra opción es crear un sistema en el que un aparato, llamado puente, se conecta a nuestro router de wifi de casa, y las bombillas se conectar a este puente para acceder a internet. Ambos sistemas nos llevan al mismo resultado pero por distinto camino. Ya hay multitud de marcas en el mercado que ofrecen una de estas opciones. Unas más caras que otras y evidentemente con diferentes resultados, hay que decir que pocas marcas permiten hacer todo lo que se puede lograr con las luces conectadas, por eso es muy importante saber qué queremos lograr con ellas en casa antes de lanzarnos a comprar cualquiera del mercado. Si solo queremos controlar la iluminación desde cualquier lugar y poder automatizar ciertos procesos entonces no valdrán todas las disponibles. Si buscamos crear un sistema completo de demótica para el hogar entonces habremos de optar por modelos más caros de luces. También es muy importante saber que si vamos a sustituir la iluminación de nuestra casa para dejar solo luces conectadas, estas tendrán que estar encendidas a la red eléctrica constantemente. Luego las encenderemos y apagáremos con el móvil, tablet o la voz, pero el interruptor tendrá que estar siempre encendido para dar corriente a la bombilla. Su consumo será nulo si no dan luz y además cuando den luz su consumo será mucho menor que el de una bombilla tradicional con lo que no debemos preocuparnos por el gasto extra, ya que a la larga ahorran más dinero del que se gasta uno en ellas. 


Posibilidades que nos ofrecen las luces conectadas.

Primero hablaremos de qué nos ofrecen para ver si merece la pena seguir indagando en el tema. La iluminación de un hogar cumple generalmente una única función: alumbrar una estancia cuando no hay luz exterior. Esa premisa se queda corta cuando hablamos de luces conectadas puesto que ahora las luces de la casa, además de iluminar, pueden tener nuevas funciones. Por ejemplo, podemos hacer que las luces nos avisen si ocurre algo en casa (niveles de CO2 elevados, hay alguna fuga de agua, alguien entra en casa), podemos hacer que cambien de color si ocurre algo en la calle (que empiece a llover, que nuestro equipo gane un partido, etc.), podemos hacer que nos avisen de algo (si tenemos que apagar o encender algo en la cocina, si es la hora de hacer algo concreto, etc.). En resumen, ahora las luces pueden trabajar para nosotros y ofrecen múltiples configuraciones, todas personalizadas con nuestros gustos y necesidades. También cabe destacar que son especialmente útiles para personas con ciertas discapacidades (auditivas como ejemplo) puesto que podemos hacer por ejemplo que parpadeen si nos llaman por teléfono o si llaman al timbre. 

A parte del hecho de avisarnos de cosas de nuestro día a día también nos permiten controlarlas en remoto, lo cual es muy útil en diversas situaciones. Si nos vamos de viaje podemos programarlas para que se enciendan y apaguen a diferentes horas, con lo que desde fuera parezca que estamos en casa y se pueda disuadir un posible robo. Podemos automatizarlas para que se enciendan o apaguen solas al llegar o marcharnos de casa. Cosa muy útil cuando no se tiene a mano el interruptor de la luz (y entramos a oscuras) o salimos de casa con prisas (dejándonos alguna luz encendida). Sin duda lo que ofrecen está muy por encima del mero hecho de encender y apagar las luces con el móvil o la voz.

Por último habría que mencionar que desde siempre las luces del hogar buscaban dar luz en mayor o menor medida, pero su función básica es la de iluminar. Ahora nos ofrecen una extraordinaria paleta de colores que se puede cambiar constantemente para generar un ambiente diferente en función de nuestro estado de ánimo o de lo que vayamos a hacer en esa estancia. A través de diferentes colores se puede conseguir un efecto concreto para ayudarnos a conseguir lo que buscamos. Esto también es muy útil con los niños cuando queremos que se concentren o se relajen, aparte de que les encanta ver su habitación cambiar tanto con solo unos retoques en la iluminación.  


Distintas opciones de luces conectadas del mercado.

Como todo en la vida hay múltiples opciones y cada una nos llevará a un resultado diferente. Aquí no hay buenas o malas decisiones siempre y cuando sepamos qué nos ofrece cada fabricante. Si queremos una cosa concreta y el producto que vamos a comprar no nos permite hacer eso (aunque si otras cosas) entonces por muy barato que sea será una mala compra. Iluminar lo hacen todas pero incluso esto no lo hacen igual, aquí el nivel de luminosidad del producto y las dimensiones de la estancia donde se va a colocar nos dirán si la elección es la correcta. Es importante señalar que si vamos a comprar bombillas sueltas tendremos que comprar varias para iluminar una habitación si esta es un salón o un dormitorio grande, si por el contrario se trata de una habitación pequeña quizás con una o dos podamos hacerlo. Hay multitud de posibilidades para iluminar el hogar, desde cambiar las bombillas de las lámparas de cada habitación, cambiar halógenos del techo (pasillos, baños, etc.) por bombillas conectadas, cambiar lámparas de techo o plafones por otros conectados, etc. Para cada situación hay algún fabricante que ya tiene en el mercado alguna alternativa de luz conectada.

Es también importante mencionar que una vez que optemos por un fabricante lo mejor suele ser seguir con él hasta el final. Ir poniendo luces de diferentes fabricantes por toda la casa puede suponer un problema en la integración con nuestro móvil y en la forma que interactuamos con las luces. Los principales fabricantes (por variedad de opciones y precios) podrían ser Philips (con su extensa gama HUE), IKEA (que ha lanzado ya al mercado múltiples bombillas conectadas con buenos resultados) o XIAOMI (que lleva tiempo ofreciendo diferentes bombillas muy baratas y versátiles). A parte de estos hay muchos otros fabricantes con grandes alternativas pero me centraré en estos tres porque son los más extendidos ahora mismo y que ofrecen planteamientos muy distintos a este mundo.

PHILIPS y su gama HUE 

Smart.2

Quizás hayan sido los primeros en hacer una propuesta seria, constante y totalmente versátil. Tienen más de 100 modelos distintos de bombillas, plafones y lámparas conectadas para iluminar todo tipo de estancias (incluso hay luces para exteriores) y con muy variados precios. Ofrecen la mejor experiencia del mercado, son las más fiables, duraderas y variadas que hay puesto que tienen años de experiencia y se han ganado el trono como la mejor empresa de iluminación conectada del mundo. A esta gama le dedicaremos un especial puesto que hay mucho que contar de estas luces y sus posibilidades al conectarlas con otros aparatos.

IKEA y su gama TRÄDFI

Smart.3

Han llegado mucho después pero lo han hecho muy bien. No solo porque ofrecen la posibilidad de crear un sistema barato para el hogar, sino porque ofrecen un gran diseño en sus lámparas, lo cual no es fácil de encontrar en el mercado y además nos simplifica la labor en la decoración. Todavía están en proceso de expansión tanto de esta gama como de la iluminación conectada en sí pero ya tienen disponible en su catálogo numerosas propuestas con una misma idea.

XIAOMI y su gama Mi Led

Smart.4

El tercero que destaco es Xiaomi. Este fabricante chino se ha convertido en el lider mundial de los productos tecnológicos de bajo coste y buen resultado. Sin duda en su extenso catálogo tiene todo tipo de productos, unos claramente mejores que otros, pero en la iluminación han sacado al mercado unas bombillas excelentes. Por su gama de colores, por su durabilidad, por su bajo coste, por su integración con software de terceros y por su sencillez de uso merecen estar en el podio de los 3 mejores fabricantes de luces conectadas.


Por supuesto que hay muchas más opciones en el mercado y algunas son excelentes. He destacado las 3 más relevantes por sus ventas globales en este sector y por su reconocida trayectoria con el soporte de sus productos. Tanto Philips como IKEA o XIAOMI están mejorando constantemente el software y las funcionalidades de sus luces conectadas y eso es un gran punto a favor para destacarlas frente al resto. 

Smart.5

Al final una vez que instalamos luces conectadas en casa queremos básicamente dos cosas: que sean sencillas de usar y que podamos hacer muchas cosas con ellas. Creo que aún estamos en una fase de desarrollo del concepto y, si bien las luces conectadas no van a cambiar mucho técnicamente de lo que ya hay en el mercado, si cambiará mucho lo que podremos hacer con ellas en el futuro. Esto dependerá de cómo otros aparatos del hogar se conecten entre sí para conseguir acciones complejas. Ya lo están haciendo y de esto trataremos en un especial sobre la conectividad cruzada de dispositivos del hogar. Un mundo extraordinario que, por ejemplo, ya permite que al llegar a casa (y de manera automática) la puerta del garaje se abra sola, las luces se enciendan, la televisión se conecte y el microondas nos caliente la cena, todo sin necesidad de que nosotros tengamos que hacer nada. Este es solo un ejemplo de como el hogar conectado puede trabajar para nosotros.

Categorías:Hardware

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s