Noticias

Twitter prohibirá los anuncios políticos, lo que probablemente le reporte múltiples críticas

El fundador y CEO de Twitter, Jack Dorsey, anunció sin previo aviso que la plataforma pronto rechazaría cualquier publicidad política. Esto sin duda apunta a ser lo correcto para mantener la neutralidad en la red, pero también va a ser difícil para Twitter por muchas razones. Como es habitual en tecnología y política, este tipo de reacciones suele tener consecuencias inesperadas.

Hace ya unos años que hay ciertos “actores” que actúan con malicia y que han intentado (y previsiblemente seguirán intentando) influir en el resultado de elecciones democráticas por medio mundo. Ya ha ocurrido en Estados Unidos, como caso más reconocible y mediático. La utilización de medios en línea, incluidos anuncios políticos y astroturfing (término referido a campañas de relaciones públicas en el ámbito de la propaganda electoral y los anuncios comerciales que pretenden dar una impresión de espontaneidad) han sido motivo de controversia en los últimos años, sobre todo en la vida pública y política de Estados Unidos. Prohibir estos anuncios de forma directa es una solución obvia, aunque bastante dura, pero dado que las plataformas en línea parecen haber progresado poco en medidas más específicas, es la única disponible de manera realista ahora.

“No permitir la desinformación pagada es una de las decisiones éticas más básicas que una empresa puede tomar”, escribió la representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY) en un tweet después de las noticias. “Si una empresa no puede o no desea realizar una verificación básica de los hechos en la publicidad política pagada, entonces no debe publicar anuncios políticos pagados”.

Una de las razones por las que Facebook ha evitado restringir los anuncios y el contenido político es que al hacerlo se establece como el árbitro de facto entre “apropiado” e “inapropiado”, y el paisaje complejo fractal que crea miles de culturas, idiomas y eventos. Pero la decisión de Twitter de cortar por lo sano e impedir los anuncios políticos no elimina las dificultades inherentes al proceso. Twitter se está sometiendo a un tipo diferente de castigo. Porque en lugar de ser el árbitro de lo que es apropiado, será el árbitro de lo que es político. Esto es un poco menos complicado que la tarea de Facebook, pero Twitter no podrá evitar acusaciones, quizás incluso ciertas, de partidismo y parcialidad.

La decisión fundamental de no permitir la publicidad política parece bastante sencilla y no partidista. Los titulares dependen más de los medios tradicionales y los progresistas tienden a ser más jóvenes y más conocedores de las redes sociales. Pero los titulares tienden a tener presupuestos más grandes y su gasto en las redes sociales ha aumentado, por lo que esto podrá considerarse una forma de frenar esa tendencia. A quién afecta esto y cómo, no es un hecho claro sino algo que las campañas y los expertos discutirán sin cesar.

Tras haber hecho público este anuncio sin dar mucha información de fondo, Twitter publicará las pautas oficiales en unas pocas semanas, pero es difícil que su respuesta satisfaga a todos. Quedan muchos interrogantes en el aire de difícil solución. Surgen múltiples preguntas que acarrearán fuertes críticas cuando la respuesta sea negativa en unos casos y afirmativa en otros, tales como: ¿podrán los grupos de la industria promover tuits sobre cómo su nueva fábrica está prosperando gracias a una subvención del gobierno?, ¿podrá una organización promover un tuit sobre una situación grave en la frontera?, ¿los medios de comunicación podrán promover una historia sobre las elecciones?, ¿qué pasa con el perfil de un solo candidato?, ¿qué pasa con un artículo de opinión sobre un tema?

La diferencia entre patrullar el interior del mundo político y patrullar sus fronteras, por así decirlo, puede parecer significativa, pero en realidad es solo un tipo diferente de problema. Twitter está entrando en una situación muy completa que, sin duda, le dará muchos dolores de cabeza. Pero al menos está avanzando en la decisión correcta, incluso aunque esta difícil decisión pueda llevarles a una conclusión inesperada. Esta elección por parte de Twitter choca con la postura que ha tomado Facebook al respecto y lo que a priori puede parecer arriesgado le confiere un valor que a buen seguro también le granjeará muchos adeptos. Incluso si Twitter no logra hacerlo bien, al menos podrá decir que lo está intentando.

Y por último también debe decirse que es una buena noticia para los usuarios y los votantes, cuanta más neutralidad haya en la red menos mediatizado estará el voto y la decisión final de las personas. Si la información llega sin adulterar el mapa político estará en una situación de mayor igualdad.

Categorías:Noticias

Tagged as: , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s