Off topic

Pequeña retrospectiva del 2010 al 2020

Ahora que estamos a punto de cerrar una etapa cronológica, la que nos ha llevado del 2010 al 2020, es un buen momento para analizar un poco las cosas. Echar la vista atrás para poder reflexionar sobre los avances que ha experimentado la tecnología de consumo, es un ejercicio casi necesario para poner las cosas en contexto, dado que muchas veces tenemos la sensación de que el mundo tecnológico avanza despacio cuando en realidad es todo lo contrario.

Cómo estábamos en 2010

El siglo XXI arrancó con un panorama muy convulso a nivel mundial. Los atentados del 11 de Septiembre de 2001 fueron un golpe tremendo anímicamente para Estados Unidos y trajeron consigo un clima muy complicado en lo económico. Toda la atención se desvió hacia aspectos militares, el proteccionismo condiciono la actividad socioeconómica de Occidente y la tecnología de consumo avanzó más lenta de lo habitual. Poco a poco las cosas se fueron normalizando en todos los campos comerciales. Se puede decir que los primeros años del 2000 se sentaron las bases para que la tecnología despegara en la década siguiente.

Algunas de las grandes empresas como Nokia o Blackberry vieron disminuir su cuota de mercado poco a poco. Otras que habían sido grandes en su día como Apple no pasaban por su mejor momento y necesitaban nuevos aires y algún gran producto que cambiara las cosas. Cuando se lanzó el primer iPhone en 2007 el mercado de los smartphones dió un vuelco y de paso arrastró a todo el sector de consumo tecnológico en los siguientes años.

En 2010 la cantidad de gente que utilizaba un smartphone, fuera del ámbito empresarial, era mas bien escasa. Bien porque eran productos algo menos “smart”, bien porque eran algo más complejos de utilizar, o incluso porque en ese momento el usuario medio todavía no los necesitaba en su día a día ya que los ordenadores de sobremesa y los portátiles centraban toda la productividad. Si a eso le sumamos el aun escaso impacto de las redes sociales y que la mensajería lo estaba en su punto mas álgido, podremos entender mucho mejor que la gente no necesitara tanto un smartphone en su vida.


Avances en hardware

Estos diez años han supuesto una revolución en los productos tecnológicos de consumo. Aunque llevamos décadas comprando todo tipo de productos con tecnología dentro (walkmans, discmans, reproductores de video domestico, televisiones, etc.) lo de esta década ha sido especialmente llamativo.

Móviles

Si hay algo por lo que va a ser recordada esta década es por ser la de la implantación de los smartphones y las tablets en los hogares de medio mundo. En 2010 ya estábamos con el iPhone a pleno rendimiento, dado que se lanzó en 2007. El iPhone pronto despuntó frente a la escasa competencia de auténticos “smartphones” que había en el mercado. La década que acabamos ahora ha sido la de la masificación de los smartphones.

Tablets

Siguiendo el modelo de los móviles también llegaron con mucha fuerza las tablets. Aprovechando el éxito del iPhone y la renovada imagen de marca que siempre les había caracterizado, Apple revolucionó el mercado de las tablets.

El 2 de Marzo de 2011 Apple lanzó el iPad y la acogida fue incluso mejor que con el iPhone. En los siguientes años dominó el mercado, potenció el ecosistema de los productos de la manzana y de rebote le dio alas a un sinfín de empresas para que crearan sus tablets bajo el sistema Android. Tablets que por unos motivos u otros acabaron todas en el olvido.

Wearables

Otro gran avance de la década en cuanto a hardware. Primero llegaron en forma de pulseras cuantificadoras, una primera aproximación de lo que los productos tecnológicos que se llevan puestos encima podrían ser.

Después llegaron los relojes inteligentes para llevar las cosas al siguiente nivel. Al igual que los smartphones han ido adaptando funciones que antes hacíamos con ordenadores de sobremesa y portátiles, ahora los smartwatches están haciendo lo mismo con los smartphones. Si bien los relojes inteligentes de hace 5 años no eran capaces de muchas cosas por su cuenta, poco a poco han ido ganando independencia y funciones de los smartphones para ser una alternativa real a estos en algunos usos concretos.

A esta corriente se han sumado en los últimos 2 o 3 años los auriculares inalámbricos. El wireless esta ahora por todas partes. La eliminación de los conectores de cascos de los móviles, el famoso conector jack, ha sido el empujón definitivo para que el audio se lleve a un formato inalámbrico que integra mucho mejor el producto con nuestro cuerpo. Si a unos auriculares inalámbricos le sumamos la integración de los asistentes personales las posibilidades y los nuevos usos se multiplican, la productividad aumenta y la independencia se potencia. Factores que han hecho de los auriculares inalámbricos un mercado muy lucrativo y que aún puede mejorar sus cifras y sobre todo sus posibilidades de futuro.

Si las cosas siguen el curso natural que parecen llevar, los wearables están destinados a ser los protagonistas por derecho propio de la próxima década. Hasta conseguir sustituir a los smartphones para una gran cantidad de gente y de usos.


Las redes sociales

Dejando a un lado el hardware también ha sido la década de las redes sociales. Facebook, se lanzó en Febrero de 2004 y sus primeros años fueron en los que se asentó y creció paulatinamente. En esta década su popularidad ha crecido hasta limites insospechados.

Cuando vieron que llegaban a una masa crítica de usuarios que no podrían crecer mas dieron los pasos correctos para ampliar cuota de mercado. Para ello hicieron lo mas inteligente que podían hacer: extender sus tentáculos a través de nuevas redes sociales que funcionan bajo su paraguas. Así fue como compraron Instagram, que se lanzó en Octubre de 2010 y que fue comprada por Facebook en Abril de 2012. Dos años después (en Febrero de 2014) replicaron la jugada comprando Whastapp.

Estas 3 redes sociales han cambiado mucho la forma en la que la gente socializa y se comunica con amigos, familiares y conocidos. Hoy en día es muy complicado entender la vida sin estas redes sociales.

Los últimos años Facebook ha visto como su popularidad caía drásticamente debido a escándalos como del de Cambridge Analytic. Sin embargo es una empresa saneada económicamente que ha sabido muy bien diversificar su negocio y monetizar de manera magistral su forma de trabajar.

No podemos dejar de nombrar a Twitter, otra de las grandes redes sociales que ha experimentado un mayor crecimiento esta década. Aunque se ha politizado mucho no deja de ser un lugar imprescindible para una gran comunidad de usuarios que además son de los más activos de internet. Esta red social ha sido la más fiel a su identidad y la que mas recta se ha mantenido a lo largo de los años. Tiene margen de mejora pero parece que cuando da pasos lo hace en la dirección correcta para los usuarios. Es una red social muy utilizada para divulgar y quizás por eso tiene tanto potencial.

Otro de los grandes protagonistas de esta década ha sido YouTube. Aunque fue creada en 2004 y un año después fue adquirida por Google. Estos últimos 10 años ha vivido un auge continuo, constante y sumamente relacionado con el despegue de los dispositivos móviles. Al popularizarse los smartphones y al implantarse las tablets en los hogares la creación y consumo de contenidos digitales amateurs han crecido como la espuma.

Si en 2010 había pocos hogares donde ver vídeos de YouTube en 2020 es difícil encontrar alguno que no tenga tablets y smartphones para hacerlo. Esto ha potenciado la llegada de miles de YouTubers que han encontrado en esta plataforma su estilo de vida.


Nuevos servicios. El streaming

La música y el video han sido los dos mercados donde las cosas han cambiado radicalmente estos últimos 10 años.

En el sector del video el streaming lo ha cambiado todo. Netflix existe desde el año 1997 pero su negocio de streaming como hoy lo conocemos no vio la luz hasta el 2011, año en el que salieron por primera vez de Estados Unidos para crear un modelo de negocio mundial que luego ha sido copiado por el resto de empresas del sector. En Octubre de 2015 llegaron a España dentro de los planes de expansión que tenían en mente. Justo un año después, en Octubre de 2016, lo hacía su gran competidor en ese momento HBO y dos meses después en Diciembre lo hacía Prime Video. Este último año han llegado dos nuevos y fuertes competidores que van a ser los protagonistas de 2020, por un lado Apple TV+ y por el otro Disney+ quieren su parte del pastel y tienen detrás miles de millones para invertir y crear contenidos originales que atraigan a los usuarios a sus redes.

El streaming de video ya es una realidad tangible en la mayoría de los hogares y ha venido para quedarse e incluso para sustituir a la televisión convencional que conocemos en muchos casos. Los próximos años veremos caer a alguna de estas empresas y veremos nuevas propuestas que intentarán entrar en un mercado que todavía tiene mucho que decir.

El otro mercado que cambió por completo fue el de la música. Spotify se había creado en 2006 pero no fue hasta 2009 cuando la App para móviles salió en los stores de Apple y Google. Su actual gran competidor es Apple Music que no llegó hasta Junio de 2015. Por lo tanto llevamos solo 5 años de lucha entre estos dos grandes rivales y de lejos le siguen Tidal, Amazon Music y YouTube Music. Una década en la que el consumo de música ha cambiado por completo debido a esta progresiva y silenciosa revolución.

Aunque de momento no son servicios muy lucrativos todas las grandes empresas quieren estar ahí porque supone un aliciente para los clientes y porque da un valor añadido muy interesante para acabar eligiendo otros servicios de una misma empresa. Quizás por este motivo la que mas tiene que perder sea Spotify, que lucha en solitario dado que no tiene otra cosa que ofrecer. Sin embargo al estar centrados solo en esto son los mejores en lo suyo y de momento nadie ha sabido emular su forma de trabajar. El tiempo dirá si son capaces de aguantar los embistes de las grandes tecnológicas o si sucumben y son absorbidas por alguna.


Otros grandes avances de la década

Para poder dar una visión de conjunto es importante remarcar otros grandes hitos de la década y cómo han afectado a nuestra sociedad en todos los ámbitos. Sobre todo porque muchos son realmente importantes y serán la base de la innovación y los avances de los próximos años.

  • Los videojuegos han cambiado muchísimo estos últimos 10 años. El juego online, los eSports, la multiplataforma, el juego en streaming. Los videojuegos se han llevado a otro nivel y se han diversificado. Ahora los gamers se clasifican entre los que están centrados en las plataformas móviles, los de las consolas y los de los PCs. Un mercado que ha vivido un boom en popularidad y que se ha profesionalizado hasta encontrar la rentabilidad total para el sector. Uno que ya es más lucrativo que el del cine y la música juntos.
  • La movilidad. Los coches eléctricos son una realidad y se han extendido a todos los fabricantes. Han pasado de ser prototipos a estar en las carreteras de todo el planeta. Ya sabemos que el futuro inmediato pasa por eliminar los coches de combustión por los eléctricos, híbridos y por los que utilizan otras fuentes de energía para moverse. Sin duda en este sector veremos constantes avances y mejoras (sobre todo en las baterías) en los próximos años. Los coches autónomos también han pasado de la ficción a la realidad y apuntan a ser el futuro de la movilidad o al menos a convivir con la tradicional. No solo coches sino también autobuses y camiones serán los que reciban mas modelos de consumo en los años venideros.
  • El machine learning ha llegado para cambiar cómo la computación puede aplicarse a diferentes ámbitos del consumo. Uno de los campos donde más tiene que decir es en la fotografía y el tratamiento de imágenes. Este tipo de avances son de esos que no percibimos directamente (no nos llegan en forma de productos que compramos y usamos) pero que nos afectan indirectamente de forma muy positiva.
  • El big data es el gran exponente de las empresas que quieren focalizar sus esfuerzos y conseguir el máximo rendimiento al menor coste. Un avance empresarial que nos afecta directamente pero que tampoco percibimos puestos que no tiene el foco mediático encima. Los datos son poder y las grandes empresas son mas conscientes que nunca de este hecho. Los usuarios estamos despertando ante el tratamiento de nuestros datos y debemos de controlar cómo las empresas manejan nuestra información.
  • Las compras online han experimentado un despegue increíble en la última década. Ya representan el groso de la mayoría de grandes empresas de consumo y es algo que no para de crecer. Todo el mundo esta familiarizado con la compra online y podemos hacerlas desde cualquier parte y momento gracias a los smartphones con lo que cuantas mas generaciones lleguen a la edad adulta mas habitual será trasladar las compras de los comercios físicos al mundo virtual. Algo que ya ha tenido un gran impacto en los empleos y que afecta a muchos ámbitos: cómo nos movemos por las ciudades, cuantos transportistas hay, cuantos empleos se suprimen y cuantos otros se crean, etc.
  • Los drones, tanto para aficionados como par usos comerciales, empresariales y hasta militares son uno de los grandes descubrimientos de esta década. Un nuevo sector que ha llegado para ir cogiendo mayor protagonismo con los años. Hemos pasado de la curiosidad por el tema, al escepticismo y el miedo a ir entendiendo el papel que juega en nuestra sociedad. Los aficionados van a ser cada vez mas perseguidos hasta quedar en algo residual. Mientras que los usos comerciales van a estar cada vez mas regulados, para adaptarse a una legislación que aun tiene que ponerse de acuerdo a nivel internacional sobre cómo controlar este increíble campo comercial.
  • La domótica ha pasado de ser algo experimental a estar en miles de hogares por todo el mundo. Luces conectadas, altavoces inteligentes, cámaras y sensores, puertas y persianas automáticas. Todo un mundo de accesorios que van llegando poco a poco a las tiendas y al consumir final. Es un mercado incipiente que veremos crecer e integrarse más en los próximos años. Ya surgen los primeros problemas por la exposición que supone tener nuestro hogar conectado a internet y por lo tanto expuesto a ciber ataques. Por lo que los fabricantes que quieran triunfar tendrán que aportar un extra de seguridad a los usuarios para evitar lo máximo posible la violación de nuestra intimidad.
  • Los asistentes personales. Las grandes empresas se han lanzado a crear sus particulares asistentes: Google Assitant, Siri o Alexa son lo que han triunfado mientras que otros como Bixby o Cortana parece que ya han dicho todo lo que podían decir. El caso es que se han colado en millones de dispositivos para ayudarnos en el día a día, simplificar muchas tareas y ofrecer un nuevo mundo de posibilidades en la accesibilidad de los dispositivos. Personas con discapacidades de todo tipo ahora se pueden beneficiar de estos avances. Quizás esa sea su mayor contribución a la sociedad aunque no hay que olvidar que con los años han ganado inteligencia y se han hecho más interesantes para el usuario medio.
  • La privacidad. Quizás lo que mas hemos sacrificado en esta década y lo que más nos debe preocupar de cara al futuro. En los últimos años hemos sido más conscientes de lo importante que se ha vuelto proteger nuestros datos y asegurar que no se trafica indiscriminadamente con ellos. Las empresas como Apple que apuestan por dar al cliente el control sobre sus datos y que no negocian con ellos como moneda de cambio han visto en la privacidad un estandarte e incluso un argumento de venta de sus productos. Ninguna empresa esta exente de polémicas ni libre de toda culpa pero lo que es innegable es que algunas basan gran parte de su negocio en vender datos y lo cierto es que esto es un problema para los usuarios que tendrá sus consecuencias a largo plazo.

Conclusión

La década que cerramos hoy ha sido especialmente vibrante en tecnología. Puede que la más espectacular de la historia (hasta la fecha) si pensamos en todo lo que nos ha traído.

Ha democratizado el consumo de productos tecnológicos que, en algunos casos, antes estaban reservados a gente con un poder adquisitivo muy alto. Ahora todo el mundo tiene mas fácil acceder a un smartphone, una pantalla plana o algún medio de transporte sostenible (aquí pienso mas en patinetes o bicicletas eléctricas) y desde luego nos ofrecen mucho mas de lo que lo hacían antes productos similares de hace 10 años.

También hemos sentado las bases para un futuro prometedor de avances y progresos. El espacio vuelve a estar en la agenda de gobiernos y empresas (como Tesla, Virgin, etc.) y apunta a que será un campo de exploración como ya lo fue en el pasado. Es mas que probable que una nueva carrera espacial nos traiga avances para otros campos comerciales y por supuesto nos deparará grandes momentos para la humanidad.

El cambio climático es la asignatura pendiente que ya no podemos posponer más. Centrar todos nuestros esfuerzos puede que no sea suficiente para frenar el deterioro del planeta. La investigación quizás sea la última esperanza que nos queda para lograr algunos descubrimientos que sean capaces de revertir parte de los efectos del ser humano.

Categorías:Off topic

Tagged as: , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s