Noticias

El lanzamiento de astronautas de SpaceX marca el comienzo de la industria comercial de vuelos espaciales

El sábado SpaceX lanzó dos astronautas de la NASA a bordo de su nave espacial Crew Dragon, y el logro es tremendo tanto para la compañía como para la agencia espacial estadounidense. En lo esencial significa que Estados Unidos tendrá acceso continuo a la EEI (Estación Espacial Internacional), sin tener que depender de pagar por plazas a bordo de una de las naves espaciales rusas, las Soyuz. Pero también significa el comienzo de una nueva era para la industria espacial comercial, una en la que las empresas privadas y las plazas individuales para viajes de pasajeros al espacio es una realidad constante y activa.

Con esta misión, SpaceX completará el paso final requerido por la NASA para calificación humana de las naves Falcon9 y Crew Dragon. Esto supone que puede comenzar a transportar operacionalmente a las personas desde la Tierra, esencialmente tan pronto como concluya esta misión. Crew Dragon todavía tiene que reunirse con la estación espacial mañana y regresar a la Tierra con astronautas a bordo en un pocas semanas. SpaceX ya ha firmado un acuerdo con Space Adventures, una compañía privada de reservas de turismo espacial que trabajó previamente con Roscosmos para enviar astronautas privados a la órbita.

SpaceX quiere comenzar a enviar turistas que paguen por vuelos orbitales (sin paradas de la EEI) a partir del próximo año a bordo de Crew Dragon. La cápsula en realidad admite hasta siete pasajeros por vuelo, aunque solo se usarán cuatro asientos para las misiones oficiales de entrega de la tripulación de la NASA para la estación espacial. SpaceX no ha publicado el precio de los viajes privados a bordo del avión, pero es seguro que serán caros ya que un lanzamiento de Falcon 9 (sin una cápsula con calificación humana) cuesta alrededor de 60 millones de dólares, por lo que incluso dividirlo por siete resulta en un alto precio de entrada.

Por lo tanto, este no es el comienzo de la era de los vuelos espaciales privados accesibles, pero SpaceX es la primera compañía privada en poner a las personas en el espacio, a pesar de las conversaciones y el trabajo preparatorio de competidores como Virgin Galactic y su nave Blue Origin. Y al igual que en el negocio de lanzamiento privado, cruzar la brecha entre tener una compañía privada que habla de hacer algo y una compañía que realmente lo hace, transformará absolutamente la industria espacial nuevamente.

Así es cómo se va a lograr cambiar el panorama de la exploración espacial.

Turismo

SpaceX se está preparando para lanzar turistas el próximo año, y aunque esos turistas tendrán que pagar un alto precio, como todo lo que hace SpaceX, el objetivo es continuar buscando formas de hacer que más aspectos del sistema de lanzamiento sean reutilizables y reducir así los costos de lanzamiento para bajar los precios.

Incluso sin reducir los costos, SpaceX tendrá un mercado, un nicho, y uno que aún no ha tenido ningún inventario para satisfacer la demanda. Space Adventures ha llevado a algunas personas pagando por los lanzamientos en la Soyuz, pero esa no ha sido realmente una fuente constante o sostenible de vuelos espaciales humanos comerciales, y el sistema de SpaceX probablemente contará con el apoyo y la participación activa de la NASA.

Esa es una fuente de ingresos completamente nueva para SpaceX para agregar a sus lanzamientos de carga comercial, junto con su eventual lanzamiento del servicio comercial de Internet a través de los satélites de Starlink. Es difícil decir aún qué tipo de impacto tendrá realmente en su balance final, pero podría ser lo suficientemente grande como para generar un impacto global, especialmente si pueden encontrar formas creativas de sufragar los costos en años sucesivos.

El impacto de SpaceX en el negocio de lanzamiento fue crear efectivamente un mercado para satélites pequeños y cargas útiles orbitales más asequibles que simplemente no tenían ningún sentido económico con las naves de lanzamiento existentes que son mucho más grandes, la mayoría de las cuales fueron financiadas casi en su totalidad por y para defensa y uso de la NASA. Del mismo modo, es difícil predecir cómo será el mercado del turismo espacial dentro de cinco años, ahora que una compañía realmente lo ofrece y vuela una nave espacial privada con calificación humana que puede hacerlo realidad.

Investigación

Los astronautas privados no serán todos turistas; de hecho, podría tener mucho más sentido financiero que la mayoría de los pasajeros hacia y desde la órbita fueran científicos e investigadores privados. Un posible ejemplo sería un astronauta de la NASA, pero trabajando para una empresa privada en lugar de una agencia financiada con fondos públicos.

Los astronautas son esencialmente científicos multidisciplinarios, y la mayor parte de su trabajo es realizar experimentos en la EEI. La NASA está muy ansiosa por expandir el uso comercial de la EEI, y también por reemplazar eventualmente la antigua estación espacial por una privada, de la cual son solo uno de los múltiples clientes. La EEI ya alberga experimentos comerciales y carga, pero si las empresas e instituciones ahora también pueden enviar sus propios investigadores, eso puede cambiar considerablemente el interés que tienen en trabajar en órbita, especialmente en áreas como la biotecnología, donde las ventajas de la baja la gravedad pueden producir resultados no posibles en la Tierra.

El costo es un factor limitante significativo aquí, ya que el precio por asiento será, sin juego de palabras, astronómico. Pero para las grandes farmacéuticas y otras grandes empresas que ya gastan una cantidad considerable en I+D, en realidad podría estar al alcance. Especialmente en industrias como la fabricación aditiva, donde la órbita es un área de inmenso interés, los laboratorios privados basados ​​en el espacio con personal rotativo real podrían no ser una idea tan descabellada.

Marketing y entretenimiento

Los vuelos espaciales humanos comerciales en realidad podrían ser una gran oportunidad para hacer anuncios mucho mas realistas. Las marcas que intentan superarse entre sí podrían encontrar un filón en lanzar la primera campaña promocional en el espacio, algo que tendría un claro lugar de exposición en eventos como la Superbowl. Probablemente no sea la prioridad de nadie en este momento, dada la pandemia mundial en curso, pero las compañías ya han discutido el potencial de las alianzas de marketing como un factor clave de ingresos reales, incluida la startup de aterrizajes en la luna Ispace, que ha firmado una serie de acuerdos de sociedad con marcas para financiar la construcción y el despegue de su hardware.

Los viajes de una sola persona a la órbita definitivamente están dentro del presupuesto para los esfuerzos de marketing más extremos que existen, y especialmente desde el principio, debería haber un gran retorno de esa inversión solo por lo audaz y único que es el movimiento. La novedad probablemente desaparecerá, pero el acceso al espacio seguirá siendo lo suficientemente raro para el futuro previsible de que todavía podría ser parte de más de unas pocas campañas de marketing.

En cuanto al entretenimiento, ya hemos visto la primera evidencia de interés allí: Tom Cruise está trabajando en un proyecto para filmar al menos en parte en el espacio, aparentemente a bordo de la Estación Espacial Internacional. Se dice que SpaceX está involucrado en esas conversaciones, y tendría mucho sentido para la compañía considerar un vuelo de Crew Dragon con el equipo de filmación y los actores a bordo tanto para el rodaje como para el transporte a los rodajes ‘en el lugar’ en la ISS.

Cruise probablemente no sea el único en considerar el impacto de un proyecto de cine en el espacio, y seguramente al menos un productor de reality show en algún lugar ya está pensando en un reality en el espacio. Una vez más, no va a estar dentro del presupuesto para cada nuevo proyecto de ciencia ficción que gira, pero está dentro del rango de presupuesto que manejan las películas que tienen el éxito asegurado, y este es otro mercado que creció un 100% solo por el hecho de que no existía como un posibilidad, antes de hoy.

Nuevas industrias

Es difícil apreciar completamente qué tipo de impacto tendrá esto, porque SpaceX literalmente ha hecho algo que antes no era posible y lo ha puesto a disposición de la gente, a un costo que aunque sea alto no lo es tanto como para ser absurdo. Al igual que con cualquier otra expansión de este tipo, probablemente se crearán oportunidades nuevas e innovadoras que ni siquiera se han concebido aún, especialmente una vez que se aclare la economía y la disponibilidad de los vuelos, etc. El GPS, otra gran innovación basada en el espacio, formó la base de una industria que cambió casi todos los aspectos de la vida humana: los vuelos espaciales comerciales privados podrían hacer lo mismo.

Fuente: TechCrunch

Categorías:Noticias

Tagged as: , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s