Noticias

Apple podría no incluir un cargador con el iPhone 12

Photo by Steve Johnson on Pexels.com

La polémica decisión podría crear una tendencia en el mercado

Cuando una empresa como Apple toma una decisión categórica la mayoría de la industria acaba siguiendo sus pasos de una forma u otra. La influencia y el impacto que generan sus movimientos repercuten directamente en todo el mercado tecnológico, y lo suelen hacer a corto plazo. Se ha visto en el pasado con decisiones como la eliminación del puerto Jack de 3.5 que fue el pistoletazo de salida para la llegada masiva de los auriculares inalámbricos.

Ahora la cosa va de cargadores y tiene una larga historia detrás puesto que desde hace años se viene especulando con los puertos de carga de los iPhone y los tipos de cargadores que incluyen en sus cajas. El puerto Lighting tardó un tiempo en afianzarse y lo hizo en solitario ya que al ser propiedad de Apple ningún otro fabricante pudo sumarse al cambio. Ese modelo de diferenciación tan propio de Apple ha supuesto un camino en solitario que obligaba a los usuarios a buscar productos (cargadores, docks, etc.) adaptados para los dispositivos de la manzana. Además de que generó una clara diferenciación entre Apple y el resto del mundo. Si tenías un cable Lighting era que tenías algo de Apple.

Si al final Apple opta por no incluir el cargador en sus nuevos iPhone 12 estará sentando las bases para que el resto de fabricantes hagan lo mismo y dejen de incluirlos con sus móviles y tablets. Esto es un arma de doble filo que tiene varias lecturas. Quizás sea hasta una buena noticia, aunque a largo plazo.

Cada año se fabrican un millón de toneladas de adaptadores de corriente

Durante el fin de semana, muchos sitios informaron que el analista de Apple Ming-chi Kuo afirmaba que los iPhones que se lanzarán a finales de este año no tendrán cargadores ni EarPods en la caja. La mayoría de los bloggers de tecnología han dado su punto de vista sobre este rumor (gran parte de los tweets se pueden leer desde aquí) y casi todos coinciden en que “eso suena como algo malo y hostil para el usuario”.

La declaración mas contundente sobre el tema de los cargadores viene del capitalista de riesgo MG Siegler, quién señala que hay cuatro razones que Apple podría tener para hacer esto: mayores márgenes, costes de envío, la transición a un futuro iPhone sin puertos y el medio ambiente. Esa lista para Siegler está en orden de importancia para Apple. Es muy posible que Apple esté haciendo este movimiento por razones puramente egoístas, cobrando la misma cantidad de dinero y dando menos a cambio a sus clientes. También significa que las personas que aún no tienen un cargador tendrán que comprar uno, y desde luego los cargadores de Apple no son los más baratos. Sin embargo uno de estos puntos es importante a largo plazo; el medio ambiente. 

Hablemos de la escala de los desechos electrónicos. En 2018 Nilay Patel entrevistó a Steven Yang, CEO de Anker (la compañía que fabrica las baterías y cargadores externos más respetados), y Yang ofreció su visión del futuro de los cargadores y del estándar USB-C. En la entrevista comentó:

Hay una esperanza que realmente tenemos, no solo en Anker sino también en otros en la industria, que es convertir realmente a los cargadores de la mayoría de la gente en una solución única para todo.

Por supuesto, eso sería bueno para Anker, que vende cargadores. Pero también sería bueno para el medio ambiente. Las matemáticas de Yang sobre cuántos cargadores se venden cada año son sorprendentes:

Cada teléfono tiene un cargador con él. Teníamos 1.500 millones de smartphones que se vendieron el año pasado. … eso es solo para teléfonos. Cuando incluimos tablets, portátiles, taladros eléctricos, [y más], estimamos un total de cuatro mil millones de cargadores (que se vendieron el año pasado). Estimamos que hay alrededor de 300.000 toneladas de desechos electrónicos solo de estos cargadores incluidos en las cajas de producto.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones estima que “se fabrican un millón de toneladas de fuentes de alimentación externas cada año”. Cualquiera que sea el número que realmente se convierte en desperdicio, es innecesariamente alto. La solución de Yang resulta ser muy similar a la solución sobre la que la Unión Europea ha estado presionando: cargadores universales comunes. La magnitud del problema de los desechos electrónicos supera la posible frustración de que Apple esté afectando a los consumidores al hacer que compren un cargador por separado.

Apple puede resolver gran parte de ese resentimiento potencial, simplemente ofreciendo a los consumidores una alternativa: un cargador gratuito con un iPhone o una tarjeta de regalo de Apple Store por el mismo valor. De esta forma podría recuperar ese dinero a través de sus propios servicios de suscripción o con gastos añadidos en sus tiendas físicas u online.

Por otro lado Apple podría pasar a los iPhone del puerto Lighting al ya masivo USB-C. Ya han dado el paso con los Macbook e incluso con el iPad Pro. Si tenemos en cuenta que además casi todos los teléfonos inteligentes vendidos en el mundo hoy se cargan a través de USB-C se conseguiría un estándar muy útil para unificar el mercado de los cargadores. Esto reduciría los desechos electrónicos y la cantidad de cables que todos estamos obligados a transportar. Un cambio importante en el factor de forma (como se rumorea para el iPhone 12) presenta una gran oportunidad para que Apple haga el cambio.

La propia Apple firmó una promesa de apoyar los cargadores universales junto con otras grandes compañías de electrónica de consumo, aunque hay una gran distinción entre el enchufe en el extremo del cargador y el enchufe en el extremo del teléfono. Apple técnicamente cumple su palabra al poner USB-C en un extremo. Una pregunta que todavía está pendiente es si el cable que vendrá con los iPhone 12 tendrá USB-C en un extremo. Mucha gente tiene cajones llenos de cargadores USB-A, pero creo que esos cajones pueden no tener tantos adaptadores USB-C.

Por ultimo también ha habido en los últimos meses muchos rumores sobre un próximo iPhone que solo tendría carga inalámbrica. Eso significaría que Apple no cambia el puerto a USB-C porque planea pasar directamente a no tener ningún puerto. Todo el mundo parece asumir que este gran cambio se acerca, pero quizás es demasiado pronto para un salto tan grande. Los cargadores inalámbricos de momento cuestan más que los normales. Por otro lado la mayoría de las soluciones de carga inalámbrica son demasiado lentas en comparación con lo que se puede obtener con un buen cargador con cable, por lo que es necesario desarrollar algo más rápido. Y además Apple no tiene exactamente un historial sólido con la innovación en la carga inalámbrica a tenor de lo visto con su fallida base de carga inalámbrica que acabó siendo cancelada (y eso que se presentó por todo lo alto en una Keynote).

Categorías:Noticias

Tagged as: , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s