Guías

Guía de plataformas de música en streaming


Un breve repaso a la historia reciente del streaming

Si hasta hace pocos años la música se compraba y por tanto se disponía de ella en propiedad, ahora la alternativa mas popular es la de “alquilar” su uso. Esto permite por un lado tener una biblioteca inmensa e inabarcable y una casi total ubicuidad del la misma, al poder disfrutarla de toda ella en cualquier parte. Para llegar hasta el punto actual se han dado múltiples pasos que han acelerado este proceso y abocado a la industria musical al mayor cambio en su historia.

Cuando los CDs estaban ya por todas partes llegó la era de las descargas digitales. Aquella en la que programas como Napster, Kazaa o Ares fueron los pioneros de un nuevo orden mundial sobre cómo consumimos la música en nuestras vidas. Gracias a estas descargas y a la popularización masiva de los reproductores MP3 la venta de música en formato físico, los CDs y discos de vinilo, se hundió de forma estrepitosa. Para echar más leña al fuego a los anteriores programas se sumaron otros que permitían compartir nuestras bibliotecas con cualquier persona a través de la red. Fue la era del reinado de Edonkey, Emule y Bittorrent, que curiosamente aún sobreviven de forma residual por medio mundo.

Ante este embiste, algunas empresas de la industria vieron una oportunidad. Apple, que había salido de una gran crisis financiera gracias al inesperado éxito de su reproductor MP3 estrella, el iPod, tomó la delantera lanzando (y popularizando) la compra de canciones y discos digitales gracias a su tienda iTunes. Era la pata que les faltaba para cerrar el circulo en el que el cliente compraba el reproductor (los iPod tomaron múltiples variantes y formas) y descargaba legal y cómodamente toda la música que luego podía consumir en cualquier lugar. Esta tienda online dominó el panorama mundial de venta digital de música hasta que hace unos pocos años apareció un nuevo actor con una propuesta diferente y arriesgada; Spotify. Su progresivo éxito ha dado pie a una nueva industria que se ha comido al resto de alternativas del mercado y que ha degenerado en otras ofertas similares por parte de diferentes empresas ajenas al mundo musical. Vamos a analizar dichas propuestas para ver su historia, sus puntos fuertes y débiles, así como lo que las diferencia entre sí.

SPOTIFY

La primera empresa en llegar y la que más éxito ha cosechado en este campo. No paran de mejorar e innovar sus aplicaciones para hacer de la experiencia de uso su mejor arma para captar y mantener contentos a sus clientes. Ha conseguido que el resto de empresas despierten de su letargo y lancen sus propias ofertas de música en streaming. Es el referente mundial y se han ganado este puesto desde la base, empezando de 0 y trabajando cada día en dar a sus usuarios motivos de sobra para pasar de la oferta gratuita a su plan Premium de pago.

Spotify es de origen sueco. Surgió, como pasa muchas veces, por un cúmulo de circunstancias que llevaron a su creador hasta la idea final. Daniel Ek: era un muchacho de tan solo 14 años que había creado una empresa tecnológica con ayuda de amigos y compañeros de instituto. Poco después, los 16, intento trabajar para Google pero estos o rechazaron por no tener ningún título universitario y carecer de la suficiente formación. Cosa que seguramente ahora mismo no pasaría ya que han cambiado sustancialmente su política de contrataciones desde entonces. Tras este varapalo Daniel creó la empresa Advertigo, que estaba enfocada al marketing online. Su aventura fue un éxito y a los 23 años vendió la empresa a un gigante del sector, Tradedoubler. A raíz de esta decisión quiso unir sus dos grandes pasiones, la música y la informática, para crear un nuevo proyecto revolucionario. Convenció a Martin Lorentzon, también sueco y uno de los fundadores de Tradedoubler, para que invirtieran en su idea. De esta unión nació en 2006 Spotify, aunque tardaron dos años más en poder lanzar su idea al mercado pues tuvieron un largo proceso de negociación con las discográficas, que no sabían muy bien como trabajar en el entorno que planteaban Ek y Lorentzon. El nombre surgió de manera casual entre ellos mientras buscaban uno que les identificara rápidamente y fuera fácil de recordar.

Con la semilla plantada y una idea clara, el siguiente paso fue definir la linea de actuación. Como parte del despliegue que tenían en mente empezaron desarrollando un programa solo para ordenadores. Así fue como el 7 de Octubre de 2008 empezó una nueva era para la música, una basada en el streaming. Lo que al principio solo estaba disponible en algunos países europeos (se lanzó solo en Suecia, Finlandia, Noruega, Francia, Reino Unido y España) ha acabado por estar presente en 65 países de los 5 continentes y tiene unos 230 millones de usuarios, de los cuales más de 100 son de pago. Se han convertido en un gigante de la industria e incluso dieron el paso de salir a Bolsa en 2018, con el objetivo de ser más fuertes frente a la competencia de otros gigantes tecnológicos como Apple o Amazon con su respectivas propuestas musicales.

Poco a poco fueron dando los pasos correctos para estar en mas dispositivos, gracias sobre todo al imparable avance de los smartphones. Así en 2009 crearon la app móvil para llevar la música a cualquier parte, eso sí siempre con una conexión a internet de por medio. Con no pocos problemas de por medio consiguieron llegar a los Estados Unidos en 2011. Ahí se empezó a librar una nueva batalla contra el gran rival que tenían a nivel mundial: iTunes.

También lanzaron las modalidades Premium y Unlimited junto a la opción gratuita. Esta última ha sido el primer contacto de millones de personas con el universo de la música en streaming y lo que les ha permitido popularizar el servicio. Al principio Spotify limitaba el uso gratuito a 20 horas semanales, en 2014 quitaron esta limitación a cambio de escuchar anuncios cada pocas canciones. Con esas limitaciones en el uso cualquier persona podía escuchar lo que quisiera en cualquier momento. Una vez que probabas lo bien que funcionaba todo y de forma tan sencilla mucha gente optó por pagar para disfrutar sin limitaciones. Un modelo de negocio que solo ellos supieron anticipar.

Puntos fuertes y débiles

Pros

  • Versatilidad. Quizás la mayor gran ventaja de Spotify respecto a su competencia. Esta en prácticamente todos los dispositivos multimedia del mercado; smartphones (gracias a las Apps para Android e iOS), smart TVs (tienen aplicación para casi todos los modelos actuales), consolas, dongles multimedia (el FireTV de Amazon, los que se basan en Android e incluso para el AppleTV desde hace solo unos días), ordenadores, etc.
  • Facilidad de uso. La experiencia al usar Spotify es excelente en todos los sentidos. Por un lado resulta muy fácil crear y modificar listas con canciones. También es muy sencillo navegar por la discografía de un artista y añadir discos a “nuestra” biblioteca. Cuanto mas se usa la aplicación mas sencillo y adictivo se vuelve su uso.
  • Recomendaciones. Al acabar un disco o lista de reproducción Spotify automáticamente nos pondrá otros artistas similares, algunos puede que desconocidos para nosotros. De esta experiencia se suelen sacar grandes descubrimientos. Aquí tanto los algoritmos como las personas que trabajan en la empresa han creado uno de los mayores puntos fuertes de Spotify. Esta opción se puede desactivar si no queremos escuchar recomendaciones o si simplemente queremos que la música acabe cuando nosotros lo decidimos.
  • Integración con redes sociales. Hoy en día escuchar música es un acto tan personal como social. Spotify nos permite saber que oyen nuestros contactos y poder coger ideas de sus gustos y aficiones. Además esta totalmente integrada para compartir música a traves de las principales redes sociales, lo cual para aquellos que las usan con regularidad es todo un punto a favor. Por supuesto, si queremos ocultar todo esto Spotify nos dará la opción sin complicaciones.
  • Cuenta familiar. Al plan individual de 9,99 € al mes se suma el plan familiar (aquí hay que reconocer que se les adelantó Apple Music y les forzó a adaptarlo a su oferta) que por 14,99 € nos permite disfrutar del servicio a 6 cuentas diferentes. Todo un acierto.
  • Una cuenta, múltiples dispositivos. Con una única cuenta personal (bien sea de un plan personal o familiar) podemos disfrutar de la música en múltiples dispositivos. No hay limitaciones de vincular una cuenta en un número concreto de dispositivos. Lo único que no podremos reproducir música en más de 1 dispositivo a la vez, ahí entra el plan familiar para resolver este “problema”.
  • Música offline. Podemos descargar nuestra música favorita para escucharla en sitios sin conexión a internet (zonas remotas, vuelos, etc.) lo que nos da mucha libertad y ademas también nos permite ahorrar en los datos de nuestra tarifa de telefonía ya que podemos descargar la música en casa a través de la red wifi y luego por la calle oírla sin consumir datos.
  • Catalogo. Algo que se da por sentado pero que es bueno remarcar. Spotify tiene más de 50 millones de canciones en su catálogo y subiendo. Además la cantidad de música indie y la diversidad de géneros y artistas les hacen estar en lo más alto del podio. Cualquier artista que quiera entrar en el mundo del streaming de su música empezará por Spotify para darse a conocer. Ser el referente del mercado tiene sus consecuencias positivas.
  • Diversidad. Ya no solo hay música en Spotify, ahora la sección Podcast esta ganando terreno y es algo habitual que desde la misma App podamos controlar y disfrutar de dos tipos de contenidos diferentes.

Contras

  • Alquiler. La música nunca es nuestra. El concepto de todos los servicios en streaming esta basado en alquilar la música durante nuestro periodo de suscripción. Con lo que al final dependemos siempre de un pago mensual mes a mes si queremos disfrutar de algo que, si lo compramos, siempre es nuestro. Esta pega es aplicable a todos los servicios en streaming, no solo a Spotify.
  • Dependencia online. Aunque podemos descargar canciones, discos y listas a nuestro smartphone lo normal es hacer uso de la aplicación en el día a día desde una conexión a internet. Si por algún casual perdemos dicha conexión momentaneamente también perdemos la posibilidad de disfrutar de Spotify. Algo que no tiene solución pero que puede suponer un problema. No es una queja contra este servicio en concreto sino un hecho a exponer.

APPLE MUSIC

Apple Music no habría surgido sin la existencia de Spotify. Apple ya reinaba a su manera en la venta de música online gracias a iTunes, un sistema perfectamente diseñado y práctico en el que comprobamos música fácilmente, aunque obligados a seguir sus normas y utilizar su ecosistema. Cosa que mucha gente no quiso aceptar y por lo que necesitaban una alternativa. Cuando vieron que Spotify crecía y lo hacía rápidamente vieron que tendrían que subirse al barco antes de quedarse fuera para siempre. Aunque llegaron algo tarde lo hicieron con un camino totalmente allanado ya que la industria estaba acostumbrada al modelo de negocio de la música en streaming. Además su cuota de mercado gracias a los millones de dispositivos iOS les garantizaba un éxito seguro a medio plazo. De todas formas en inicio se centraron en sus clientes habituales, aquellos que ya disponían productos de Apple. Han tardado bastante en estar presentes en Android y otras plataformas (Windows, smart TV, etc.) lo que ha frenado su expansión.

Apple Music no da más opción que el modelo de pago. Durante mucho tiempo ha “regalado” los 3 primeros meses gratis a modo de prueba pero hasta ahí llega su acercamiento a los clientes. Entienden que es un servicio de pago y ofrecen 3 formas de hacerlo; plan universitario (4,99 € al mes para estudiantes que certifiquen estar inscritos en la Universidad), plan individual (9,99 € para una cuenta de usuario) y plan familiar (14,99 € al mes para 6 cuentas de Apple).

Puntos fuertes y débiles

Pros

  • Ecosistema. Sin duda su gran fuerte es la integración de la App Música en todos sus dispositivos de una forma natural y cómoda para el usuario. Si tenemos un iPhone, un iPad, un Mac, un Apple Watch etc. esta claro que lo que mejor encajará con nuestros dispositivos es la propuesta de Apple. Al lanzar su propio altavoz, el HomePod, han dado un paso más por integrar su servicio de música con el asistente de voz Siri para hacer accesible de la forma mas cómoda posible escuchar música con el menor esfuerzo.
  • Acuerdos exclusivos. Desde que lanzaron el servicio de música están en constantes negociaciones con artistas para que lancen sus nuevos singles o discos en exclusiva en Apple Music. Por lo general solo consiguen que estos permanezcan un tiempo prudencial como exclusivos y luego pasan a estar disponibles en todos los servicios de streaming, pero aún así es un punto a tener en cuenta. Más aún cuando los artistas con los que crear estos acuerdos son los de primera linea del mainstream.
  • Letras. Otro punto extra e interesante es la inclusión de las letras de la mayoría de éxitos (modernos y antiguos) en las aplicaciones, de tal forma que podamos leer las letras como si de un karaoke se tratara según va avanzando la canción. Un aliciente más para imbuirnos en las canciones y marcar diferencias.
  • Privacidad. Uno de los puntos diferenciales de Apple como empresa. Si bien es cierto que ninguna gran empresa esta exenta de ciertos problemas y escándalos en el tratamiento de nuestros datos, Apple muestra un gran celo en cómo trata la privacidad de sus clientes. Compartir nuestros gustos es posible desde Apple Music pero no es tan fácil estar expuestos como con Spotify y su integración en las redes sociales.
  • Catalogo. Apple Música también tiene más de 50 millones de canciones en su catálogo y van subiendo cada vez mas con la idea clara de aventajar a Spotify en esto. La intención de Apple es poder diferenciarse del resto añadiendo piezas de catálogo de iTunes que no están disponibles en otros servicios de streaming. Es algo a tener en cuenta.
  • Radio. Aquí Apple ha hecho una gran apuesta creando sus propias emisoras de radio. La primera fue Beats 1, una cadena que emite 24 horas al día desde Londres, Nueva York y Los Angeles. Aunque su emisión es en abierto para cualquier propietario de dispositivos Apple también tiene otras muchas emisoras a las que solo podemos acceder con el servicio de pago. Una gran alternativa para cuando queremos tener música sin interrupciones de artistas a los que somos afines.
  • Videos musicales. Al gran catálogo de música se suma una enorme cantidad de videoclips (y también algún documental interesante) de artistas y grupos. Es un añadido muy interesante para completar la oferta del servicio y diferenciarla de otras alternativas.

Contras

  • Alquiler. A lo ya dicho para el servicio de Spotify tenemos que incluir a Apple. Todo lo que tengamos comprado en iTunes será nuestro pero lo que oímos con Apple Music es de Apple.
  • Dependencia online. Igual que con Spotify, aunque podemos descargar música dependemos mucho de una conexión buena para disfrutar al 100% del servicio plenamente.
  • Experiencia de uso. Aquí todo es bastante subjetivo puesto que la interfaz que a unos desagrada a otros encanta, pero lo que es innegable es que la calidad del servicio esta por detrás de Spotify para una gran cantidad de gente que ha probado el servicio y ha decidido volver (o cambiar) a otra alternativa por este motivo.
  • Integración fuera de los productos de Apple. Así como Spotify y Amazon están en casi todas partes Apple esta tardando mucho en llegar a otros dispositivos. Televisones, ordenadores, altavoces, etc. de muchas marcas integran ya otros servicios de música en streaming pero aún no el de Apple. Aquí están dando pasos correctos por abrirse a mas fabricantes pero el lento despliegue y la diferencia en el uso del servicio les está lastrando.
  • Listas de reproducción solo bajo suscripción. Si nos damos de baja en el servicio todo aquello que hayamos creado; listas de reproducción, colecciones de artistas, etc. se pierde.

AMAZON MUSIC

La división de Amazon que actualmente se llama Amazon Music y anteriormente era conocida como Amazon MP3, publicó su versión beta pública el 25 de septiembre de 2007. En enero de 2008 se convierte en la primera tienda de venta de música en línea sin administración de derechos digitales (DRM) lo que nos permitía disfrutar de la música en cualquier dispositivo. Al contrario que Apple con iTunes en Amazon entendieron que la música una vez comprada debía poder disfrutarse en cualquier aparato que pudiera reproducirla. Todos los archivos de música se vendían originalmente en formato MP3 con una gran calidad de audio. Nació por tanto como competencia directa de iTunes. Al igual que hizo Apple, Amazon decidió lanzar paralelamente un servicio de streaming llamado Amazon Music Unlimited para competir directamente con Spotify y Apple Music.

La base fundacional de la version Unlimited de Amazon es la misma que la de Spotify: poder hacer streming de música en cualquier dispositivo y en cualquier lugar. Tiene los mismos criterios que su competencia directa y por tanto comparte la mayoría de puntos fuertes y débiles. No hay una seña de identidad propia en Amazon Music Unlimited más allá de la que posee la propia Amazon. Quién sin duda ira cambiando su estrategia gracias a los múltiples servicios de los que dispone. Si Spotify solo puede ofrecer música, Amazon puede hacerlo junto a cine y series (Prime Video), servicios de almacenamiento en la nube (Cloud Drive), etc. Aquí las posibilidades que ofrezca Amazon en el futuro puede que supongan para el usuario la diferencia entre elegir un servicio u otro.

Puntos fuertes y débiles

Pros

  • Versatilidad. Amazon tiene la máxima de estar en todos los productos posibles para intentar facilitarnos el acceso a sus servicios. Así es como Amazon Music Unlimited esta disponible en todos los altavoces que admiten Alexa (su asistente de voz) así como en multitud de televisiones, consolas y reproductores multimedia.
  • Catalogo. Tienen más de 50 millones de canciones en su catálogo y en esto igualan la oferta de sus grandes competidores Spotify y Apple Music, quienes de momento lideran el mercado por su nivel de implantación, cosa que teniendo en cuenta como Amazon se cuela en cada vez mas casas puede que cambie las tornas en el futuro.


Contras

  • Alquiler. Ocurre lo mismo que en otras alternativas pero es importante tenerlo en cuenta. La música se alquila, no se tiene en propiedad.
  • Dependencia online. Ocurre lo mismo que en otras alternativas aunque podemos descargar música dependemos mucho de una conexión buena para disfrutar al 100% del servicio plenamente.
  • Experiencia de uso. La indexación que hace de los artistas y las carátulas de los discos no es la mejor. Aún tienen mucho que mejorar en este aspecto para que navegar por diferentes estilos, artistas y discografías sea cómodo para todo el mundo.

TIDAL

Tidal, también conocido como TIDALHiFi, es un servicio de música en streaming en suscripción que combina audio sin pérdida y videos musicales de alta definición con una editorial selecta. El servicio tiene más de 59 millones de canciones​ y 150 mil videos musicales.​ No da la opción de ningún plan gratuito. Tidal afirma que pagan el porcentaje más alto de regalías a los artistas y compositores dentro del mercado de streaming, lo cual les ha valido más de una alabanza por los profesionales del sector. En este apartado Spotify no sale bien parada puesto que suele recibir muchas críticas sobre cómo gestionan los beneficios de la explotación de la música.

Tidal fue lanzada en 2014 por la compañía sueca Aspiro. En el primer trimestre del 2015, Aspiro fue adquirida por Project Panther Ltd., que es propiedad del rapero Jay Z, ahí cambio de rumbo y comenzó a diferenciarse de su competencia directa.​ En marzo del 2015 iniciaron una campaña masiva para relanzar Tidal desde una perspectiva mas comercial y mediática. El servicio fue promocionado como el primer servicio de streaming controlado por artistas. Dicho relanzamiento con el nuevo modelo de propiedad del artista recibió críticas mixtas de publicaciones y amigos músicos. Algunos elogiaron la impresionante calidad de sonido, sin pérdida de audio y el alto precio de suscripción que podría resultar en altas regalías para los artistas y compositores, mientras otros sintieron que el contenido exclusivo de Tidal podría incrementar la piratería.

Poco a poco se ha ido haciendo hueco en el mundo del streaming musical como una excelente alternativa a tener en cuenta. De hecho si lo que queremos es la mayor calidad posible para reproducir música la opción de audio sin perdida (lossles) es de lejos la mejor del mercado. Gracias a el acuerdo que firmaron con Vodafone en 2018 (dentro del mercado español) han ganado una buena cuota de clientes. El acuerdo permite a los usuarios de Vodafone acceder gratuitamente a los servicios Premium durante 1 o 2 años, en función de la tarifa que tengan contratada.

Puntos fuertes y débiles

Pros

  • Calidad del audio. El punto más diferencial respecto a su competencia directa es la opción de audio sin perdida. Es una cuota más cara pero ofrece la mejor calidad de sonido disponible en el mercado del streaming. Especialmente adecuada para quienes disponer de muy buenos equipos que puedan sacar la señal de audio sin perdida de sonido.
  • Variedad. No solo en la cantidad de artistas de los que dispone el catálogo, pues aquí Spotify e incluso Apple Music tienen mucho que ofrecer, sino por los estilos musicales que ofrece.
  • Videos y documentales. Otro punto diferencial puesto que ofrecen múltiples entrevistas y pequeños documentales junto a una enorme variedad de videoclips musicales. Sin duda algo con lo que dar valor a un servicio no solo musical.

Contras

  • Alquiler. Ocurre lo mismo que en otras alternativas pero es importante tenerlo en cuenta. La música se alquila, no se tiene en propiedad.
  • Dependencia online. Ocurre lo mismo que en otras alternativas aunque podemos descargar música dependemos mucho de una conexión buena para disfrutar al 100% del servicio plenamente.
  • Experiencia de uso. Siempre que hay un referente se tiende a comparar y aquí la experiencia de Spotify pesa mucho. Aún tienen mucho que mejorar en este aspecto para que navegar por diferentes estilos, artistas y discografías sea cómodo para todo el mundo.

YOUTUBE MUSIC

YouTube Music es el servicio de streaming musical desarrollado por YouTube. Proporciona una interfaz personalizada para el servicio orientado a la transmisión de música, lo que permite a los usuarios explorar videos musicales en YouTube según los géneros, las listas de reproducción y las recomendaciones. El servicio también ofrece un nivel premium, que permite la reproducción sin publicidad, la reproducción de fondo de solo audio y la descarga de canciones para la reproducción sin conexión. Estos beneficios de suscripción también se ofrecen a los suscriptores de Google Play Music y YouTube Premium.

La aplicación está disponible en 32 países y es propiedad de YouTube. Se dio a conocer en octubre de 2015 y se lanzó el mes siguiente; Su lanzamiento se produjo junto con la presentación de YouTube Red, un servicio de suscripción más grande que cubre la totalidad de la plataforma de YouTube, incluida la aplicación Music. Aunque es redundante para el servicio de suscripción Google Play Music All Access de Google, la aplicación está diseñada para usuarios que consumen principalmente música a través de YouTube.​

El 17 de mayo de 2018, YouTube anunció una nueva versión de la aplicación YouTube Music, que incluirá un reproductor de escritorio y una aplicación móvil rediseñada, recomendaciones más dinámicas basadas en varios factores y el uso de la tecnología de inteligencia artificial de Google para buscar canciones basadas en letras y descripciones. Además, pasó a ser un servicio de streaming por separado, posicionado como un competidor más directo de Apple Music y Spotify.

El servicio operará inicialmente en paralelo con Google Play Music, pero el gerente de producto, Elias Román, afirmó que los usuarios de Google Play Music eventualmente migrarán a YouTube Music una vez que alcance la paridad de características con Google Play Music (incluida la adición de funciones como compras de música y una biblioteca basada en la nube para música proporcionada por el usuario). El gerente de producto de YouTube Music, T. Jay Fowler, declaró que las colecciones, las listas de reproducción y las preferencias se migrarían.​

Puntos fuertes y débiles

Pros

  • Catálogo. Van un paso más allá de lo que conocemos con Spotify y Apple Music. Tiran de todo el inmenso catalogo de videos de YouTube, que ahora mismo no se puede comparar con otro rival similar, para ofrecer una experiencia musical inigualable. Si bien es cierto que no catalogan la música todo lo bien que deberían, teniendo en cuenta lo inabarcable de su oferta es algo hasta comprensible.
  • Ubicuidad. Allí donde se puede reproducir YouTube se podrá hacer lo mismo con el servicio musical. Aunque todavía están lejos de tener el nivel de integración de otros servicios tienen a su favor un enorme equipo de desarrollo que trabaja en paralelo para las dos plataformas y que hará despuntar el servicio donde otros se atascan.
  • Experiencia de uso. Mucho más intuitiva que Tidal e incluso en algunos puntos es mejor que Apple Music. Las recomendaciones se ajustan más a los gustos personales y no se nota tanto el uso de algoritmos.

Contras

  • Google. Aunque parezca contradictorio la propia empresa matriz de YouTube es un punto a favor (catálogo, medios, etc.) y un fuerte punto en contra. Ahora mismo Google dispone de dos plataformas de streaming de música y la diversificación entre ambas supone un punto negativo hasta que definan claramente con cual se quedan y cuál ha de sobrevivir. En ese momento el servicio que quede despegará definitivamente.
  • Alquiler. Ocurre lo mismo que en otras alternativas pero es importante tenerlo en cuenta. La música se alquila, no se tiene en propiedad.
  • Dependencia online. Ocurre lo mismo que en otras alternativas aunque podemos descargar música dependemos mucho de una conexión buena para disfrutar al 100% del servicio plenamente.

El servicio musical de Google fue anunciado por primera vez en 2010, y en 2011 Google introdujo una nueva versión del servicio con el objetivo de permitir la integración con la red social Google+.​ El servicio inicialmente fue accesible vía navegador web, para ordenadores de escritorio y smartphones con Android. Todavía esta en proceso de definirse claramente porque la linea inicial que tenían se ha desdibujado al entrar YouTube de por medio. Al principio el servicio permitía el almacenamiento gratuito de canciones propias hasta un total de 50.000, que al sincronizarse en la nube, permite acceder a ellas desde cualquier punto.​ Ahora mismo se ha pasado a un sistema de pago en dos modalidades: individual (por 9,99 € al mes) y familiar (por 14,99 € al mes). Siguen por tanto el modelo estándar del mercado.

Puntos fuertes y débiles

Pros

  • Versatilidad. Siendo Google una de las empresas con mayor presencia en los dispositivos de todo el mundo, es fácil imaginar como permitirán que su servicio musical este accesible desde el mayor número de productos: altavoces, televisiones, consolas, smartphone, etc.
  • Catalogo. Otro gran punto a favor es el catálogo del que disponen. Aquí el mérito es de sus hermanos de YouTube, pero así todo la disponibilidad final es para Google.

Contras

  • Incertidumbre. Se trata de un servicio sin una dirección clara de cual será su futuro. En este sentido Google ha ido dando tumbos y probando diferentes alternativas sin que ninguna de ellas despegara, debido en parte a la gran presencia de Spotify y a su modelo de negocio.
  • Catalogo. Un punto en contra es que cuentan con 10 millones de canciones menos que los principales competidores. Seguramente no sea algo apreciable dado que los grandes éxitos están en todas las plataformas, pero es algo a tener en cuenta.
  • Alquiler. Ocurre lo mismo que en otras alternativas pero es importante tenerlo en cuenta. La música se alquila, no se tiene en propiedad.
  • Dependencia online. Ocurre lo mismo que en otras alternativas aunque podemos descargar música dependemos mucho de una conexión buena para disfrutar al 100% del servicio plenamente.

CONCLUSIONES

Para poder elegir bien un servicio de música en streaming es bueno analizar primero nuestra situación personal. No es lo mismo disponer de diferentes sistemas operativos en casa que tener todo centralizado en uno. Todos los servicios anteriormente mencionados se puede utilizar en prácticamente todos los smartphones y tablets del mercado, pero su integración con el sistema operativo no siempre es igual de amigable. Si nuestro ecosistema de casa esta basado productos de Apple lo más lógico es pensar que nuestra primera elección sea Apple Music, sin embargo los usuarios de productos iOS pueden disfrutar de Spotify exactamente igual que los de Android. Si por otro lado tenemos dispositivos de diferentes ecosistemas (iOS, Android, Windows, etc.) entonces la elección parece más complicada y ahi el mejor posicionado por compatibilidad y resultados es Spotify. Sus años de experiencia en un mercado que han creado ellos, su cuidado estilo e interfaz, sus recomendaciones (quizás lo más destacado e inigualable de todo lo que poseen) y su facilidad de uso les hacen seguir siendo el referente del mercado.

Yo llevo años probando diferentes plataformas de música en streaming. He probado Apple Music casi 1 año entero. He probado Spotify durante años (y sigo haciéndolo). He utilizado Tidal más de 2 años. He usado Google Play Music mas de 1 año y el servicio de YouTube otro tanto. Después de haber probado todos estos servicios, muchos de ellos de forma simultánea, puedo dar una opinión clara (y creo que justa) de cómo están las cosas ahora mismo.

Spotify creo que es el mejor servicio de streaming de música sin lugar a dudas. Tiene sus carencias y margen de mejora, pero a mi gusto es el que mejor entiende este mercado. La posibilidad de personalización, las recomendaciones, la integración con todos los dispositivos del mercado, la variedad de artistas, la sencillez de uso, la calidad del audio (que se adapta a nuestra conexión para no cortar nunca una canción mientras la reproducimos) o la inclusión de Podcast a su catálogo la hacen, a mi gusto, la mas completa.

Apple Music es mi segunda opción. No solo porque su nivel esta mejorando cada día o porque tenga algunas cosas de las que carecen el resto (como las emisoras de radio), sino porque se nota que para Apple no es un mero entretenimiento y ven en su servicio de música algo especial y único para captar y fidelizar a sus clientes. La integración con su asistente de voz, Siri, es perfecta y para alguien que tiene todo el ecosistema de la manzana esto representa un increíble punto a favor.

Tidal es excelente en calidad de audio, en variedad de oferta (se pueden ver entrevistas y documentales imposibles de localizar por otros medios) y permite un acercamiento más personal a la música. Lo considero la mejor opción si disponemos de un sistema de audio de gran calidad y que pueda reproducir música sin perdidas.

Amazon Music y YouTube Music serán sin duda los grandes protagonistas del futuro combate por el reinado de la música. Al ritmo al que van no tardarán en coger a los dos principales actores de esta función en cuanto a calidad de servicio y facilidad de uso. Además el hecho de que detrás de cada una de ellas están las empresas mas grandes y cotizadas del planeta será sin duda diferencial para que sus servicios musicales despunten más pronto que tarde.

Categorías:Guías

Tagged as: , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s