Reviews

Análisis patinete Xiaomi Mijia M365 Pro

A finales de 2016 Xiaomi presentó su personal propuesta a la movilidad, el Mi Scooter eléctrico, también conocido como Mijia M365. Lo hacía con la idea en mente de introducir una forma de movilidad sostenible en el pujante mercado chino, de donde es originaria la marca. Fue tal el éxito de este patinete que decidieron venderlo más allá de la gran muralla y el resultado fue aún mejor para la empresa. Se convirtió así en un auténtico estandarte de la marca, que les ha llevado a destacar más allá de los smartphones baratos por los que son mundialmente conocidos. Pronto el Mijia M365 destacó frente al resto de ofertas de patinetes eléctricos disponibles por varios factores clave: su precio (mucho más bajo que la competencia), sus prestaciones (mayores que los de sus rivales) y su diseño (minimalista y con gusto). Pasado un tiempo prudencial cabía esperar una segunda versión y desde Xiaomi han decidió llevar el concepto hacia un nuevo nivel, el de la percepción de calidad, al poner al nuevo modelo el apellido Pro. Veamos las características y funciones de este modelo y por qué es el rey de los patinetes eléctricos de medio mundo.

Bonito por fuera, potente por dentro

El Mi Electric Scooter Pro, busca renovar uno de los productos estrella de la marca china mejorando pequeños detalles que marcan una sutil pero interesante diferencia. Continúan con un diseño similar (igual en todos los detalles a su hermano pequeño) pero añaden una serie de funciones de acceso directo gracias a la nueva pantalla, que hace las veces de panel de control.

El producto es sólido de arriba abajo, con un peso contenido que no supera los 14,2 kilos, aunque no es el más ligero que podemos comprar si es el más completo. En el tema del transporte del propio patinete ya hicieron los deberes con la versión anterior y crearon un sistema de plegado que lo hacía tremendamente cómodo para cargar con él a cuestas en determinados momentos, como subir escaleras o guardarlo en algún armario o maletero. Dado que el feedback de los clientes fue positivo en este aspecto han optado por mantener intacto el diseño exterior y se han limitado a introducir las mejoras en otros apartados.

Uno de los mayores cambios viene por parte del display central. Si bien en la primera versión de este patinete apenas daba información, en la versión Pro tenemos prácticamente todos los datos que podamos necesitar durante un trayecto. Podemos ver la velocidad a la que circulamos, el modo en el que estamos, nos indica también si tenemos la luz led frontal activada, si tenemos el bluetooth y el porcentaje de batería que nos queda, lo que resulta muy útil para saber si hemos de cambiar de modo de conducción. Para esto dispone de tres modalidades de conducción: ECO, Normal y Sport. En el modo ECO podremos realizar más kilómetros sacrificando algo de potencia y limitando un poco la velocidad punta. El modo D o normal nos garantiza una relación casi perfecta de distancia y potencia. Por último para aquellos que quieran disfrutar de todo el poder del patinete esta el modo S o SPORT que marca una gran diferencia con su hermano pequeño por cuanto puede mover hasta 100 kilos de peso con soltura y llegando a la velocidad punta de 25 km/h que promete. El panel led ofrece todos los datos que en la versión normal teníamos que consultar a través de la app para smartphones, una app que por cierto nos permite (en ambos modelos) bloquear el patinete por bluetooth (como medida de seguridad) o ver el kilometraje total que llevamos realizado desde que lo compramos, un dato curioso pero que nos dará una idea de cuanto rendimiento le estamos dando al patinete. También los niveles de frenado regenerativo, que antes teníamos que controlar desde la aplicación, ahora podemos hacerlo desde el panel led.

El freno está en la parte izquierda y el acelerador en la derecha, esta versión distingue el acelerador con una pequeña goma roja (que en modelo anterior es negra) pero más allá de la estética la funcionalidad es la misma. El timbre en el caso del modelo Pro es negro y acompaña mejor la tónica del resto del patinete que en la versión anterior que era en un gris que destacaba mucho.

Aunque el manillar sigue sin ser ajustable en altura (como en el modelo anterior) la mayoría de la gente no tendrá problemas con la distancia a la que se encuentra puesto que es suficientemente alto para casi todo el mundo. El brazo central repite el sistema de plegable para engancharse y cerrar perfectamente con la base del patinete. Además tiene un cierre de seguridad con un mecanismo de giro en la parte inferior para asegurar el brazo cuando tenemos el patinete preparado para rodar.

Tiene una superficie gomosa que proporciona un buen agarre para el conductor. Además su protección frente a salpicaduras o lluvia ligera nos permiten rodar en condiciones adversas. También posee un guardabarros para evitar mancharnos cuando el pavimento esta mojado, todo un detalle muy útil. El sistema de frenado consiste en una combinación de freno de disco y freno regenerativo configurable, todo apoyado por un sistema anti bloqueo E-ABS para evitar derrapes. En el apartado de las ruedas no hay novedades respecto a la versión anterior y cuenta con neumáticos de 8 1/2 pulgadas con cámara de aire. Son algo propensos a los pinchazos y cambiarlos no resulta nada sencillo. Este es el punto más negativo a este patinete en su conjunto. Sin duda un problema que podrían haber solucionado pero que de momento sigue igual.

En cuanto a la velocidad las cosas se mantienen igual que en la anterior versión pero con matices. Si bien ninguno pasa de los 25 km/h (que es el máximo permitido por ley para poder entrar en esta categoría de vehículos de movilidad urbana) la versión Pro los alcanza indistintamente del peso que le pongamos encima, hasta un máximo de 100 kilos que es lo que marca el fabricante. Sin embargo la versión normal no llega a los 25 hm/h cuando el peso del conductor es elevado y llega a esa cifra de 100 kilos. El motivo es que la versión Pro tiene mucha más potencia y con ella puede mover cualquier peso al máximo de velocidad. Esto es un punto muy a tener en cuenta si vamos a movernos por ciudades con ciertas pendientes pronunciadas. Aquí notaremos una gran diferencia entre ambos modelos.

Y llegamos al punto clave que más destaca en el interior de esta versión Pro, la batería. Si la primera versión rondaba los 30 kilómetros (siguiendo ciertas normas para maximizar la batería tales como usar el modo ECO o que el conductor no sea muy pesado) el nuevo modelo Pro puede llegar a los 45 kilómetros de autonomía real. Para ello la batería ha subido de 280 Wh hasta los 474 Wh. Si la autonomía es algo realmente relevante para nosotros, poder disponer de esos kilómetros extra serán motivo más que suficiente para optar por esta versión frente a la otra.

Conclusiones

El Xiaomi Mijia Electric Scooter Pro es una versión que conserva las buenas características de la versión normal y las potencia con algunas carencias y ciertas mejoras apreciables. El diseño, los materiales y la funcionalidad son iguales pero nos da más autonomía y mas datos para conducir mejor. Sin duda esta versión nos permitirá cubrir muchos trayectos de cualquier ciudad (sea esta pequeña o grande) y de lo único que tendremos que preocuparnos es de encontrar la mejor ruta para patinetes y nunca de quedarnos tirados por falta de batería.

La diferencia de precio entre ambos modelos no es elevada y dependiendo de nuestra casuística personal optar por uno u otro no será un problema monetario sino mas bien de necesidades.

Ahora mismo no hay un claro rival a este patinete en el mercado, no lo había con la versión anterior y menos aún con esta. Y parece que en Xiaomi tienen el camino allanado para seguir creciendo. Hace no mucho el problema residía en conseguir disponibilidad de uno en territorio nacional pero parece que el tema del stock ya se ha normalizado. De nuevo será uno de los productos estrella de la próxima campaña del Black Friday y las navidades, como ya lo ha sido en años anteriores desde que se lanzo en 2016

Cada vez nos resultará más habitual ver estos patinetes en todo tipo de ciudades, son una alternativa “barata” al transporte público (se amortizan en unos meses con un uso regular) y ayudan directamente a reducir la contaminación en los núcleos urbanos. Solo hace falta que la regulación y el estado no asfixien con normativas e impuestos una alternativa tan prometedora como esta. También es importante que los conductores de los mismos los usen con la prudencia necesaria para evitar percances, que muchas veces se vuelven más mediáticos que graves. Si se dan ambas circunstancias conseguiremos un gran avances para la movilidad sostenible.

Mijia M365 Pro vs Mijia M365 normal Comparativa de datos

MIJIA PROMIJIA NORMAL
VELOCIDADHasta 25km/h 
Eco: 15km/h 
Modo deporte
Hasta 25km/h 
Eco: 15km/h
AUTONOMÍAHasta 45 kmHasta 30 km
PROTECCIÓNIP45IP45
PESO14,2 kg12,5 kg
BATERÍA474Wh280Wh
TIEMPO DE CARGA8-9 horas5 horas
SISTEMA DE FRENOSAntibloqueo E-ABS 
Diámetro 120mm
Antibloqueo E-ABS 
Diámetro 120mm
SOPORTEHasta 100 kg
Altura entre 120-200 cm
Hasta 100 kg
Altura entre 120-200 cm
PRECIOunos 499 €unos 360 €
Review Patinete Mijia M365 Pro

Categorías:Reviews

Tagged as: , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s