Noticias

Los Oscar le dan la espalda a Netflix y premian un cine menos convencional

De las 24 nominaciones solo ha conseguido 2 estatuillas

Una de las sorpresas de las nominaciones de los premios de la Academia de este año fueron las abultadas 24 nominaciones que consiguió Netflix. Superó con creces al resto de estudios de cine tradicionales y además lo hizo gracias a excelentes películas con una calidad pocas veces vista en una plataforma de streaming. Lo que históricamente había sido terreno para HBO, que había conseguido ser sinónimo de una calidad superior en la televisión, ahora pasaba a manos de Netflix y sus grandes películas del 2019 como “El Irlandés”, “Historia de un Matrimonio” o “Los dos Papas”.

Sin embargo el final ha sido más trágico que apoteósico para los de Ted Sarandos. Aunque competían en todas las grandes categorías Netflix solo ha podido llevarse los premios al Mejor Documental para “American Factory” y a Mejor Actriz de Reparto para Laura Dern por su papel secundario en “Historia de un matrimonio”. El resto de grandes nombres como Al Pacino, Joe Pesci, Johnatan Price o Martin Scorcese se han ido de vacío. De poco han servido sus largas y famosas trayectorias e incluso las grandes interpretaciones que han brindado en esta ocasión. Los Oscars de 2020 estaban destinados a ser los del cambio hacia un cine menos convencional.

Y es que pocos esperaban que una película como Parasitos se llevara el Oscar principal de la noche a la mejor película. Se daba casi por sentado que el Oscar a la mejor película pero de habla no inglesa seria para la cinta norcoreana. Había quién podía imaginar que incluso Bong Joon-ho se llevarían el otro gran premio de la noche como mejor director. Pero nadie se esperaba que el mayor galardón fuera para una película en coreano sin ninguna estrella o cara conocida en el reparto y con una campaña de marketing basada tan solo en la calidad de la historia y los personajes. Nada de espectáculo y parafernalia, nada de trailers grandiosos, tan solo grandes interpretaciones, un guión potente y una historia bien hilvanada de principio a fin.

Pero mas allá del efecto sorpresa de Parasitos también es muy llamativo que otros Oscars como el de Mejor Actor o Actriz hayan recaído en personajes mucho menos típicos de lo que podríamos esperar. Joker y el biopic sobre Judy Garland no son películas que uno espera en una lista de nominados. En el caso del Joker el papel estaba en todas las quinielas para ganar y prueba de ello fue que ya ganó en los Globos de Oro (conocida ante sala de los Oscars) por lo que no ha sorprendido a nadie. Esta claro que la Academia siente fascinación por el personaje del Joker. Al igual que Heath Ledger se llevó el Oscar en 2008 como secundario por la otra gran interpretación de este caracter de los cómics de DC, ahora Joaquin Phoenix ha tocado el techo llevándose el mayor reconocimiento de la industria, gracias a un papel único que va mas allá del mero cliché de villano.

La lectura que podemos sacar es que a Hollywood le gusta sacudir sus cimientos cada cierto tiempo. El efecto sorpresa puede ser muy importante para que la gente no se acostumbre a dar por sentado los resultados antes de que se produzcan. Esto no significa que el éxito de una película extranjera como el de Parasitos vaya a significar una dinámica nueva para los Oscars, no me cabe la menor duda de que el año que viene volverán a premiar a un cine mas convencional y predecible, pero de vez en cuando a la misma industria le vienen bien estas sacudidas.

En cuanto a Netflix y al resto de plataformas de streaming, ya han dejado claro que han llegado para quedarse y para hacerse con el mercado. Primero de los consumidores (ahora ya como usuarios) y tarde o temprano de los premios y el reconocimiento. De momento ya tienen a media industria trabajando en alguno de sus múltiples y lucrativos proyectos y eso siempre se acaba traduciendo en que los favores se devuelvan en forma de galardones. Quien te da de comer bien merece un aplauso en forma de estatuilla y en el caso de Netflix será además con total merecimiento porque han demostrado que apuestan tanto por la calidad como por la cantidad de nuevas producciones. Al final los que ganan son los usuarios, que pueden disfrutar de los futuros títulos premiados desde la comodidad de sus casas. Curiosamente el futuro del cine depende ahora de quienes crean contenido para verlo fuera de él.

Categorías:Noticias, Ocio

Tagged as: , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s