Movilidad

Veloretti muestra sus primeras bicicletas eléctricas y automáticas

No es muy frecuente que surja una nueva marca notable de bicicletas eléctricas de Ámsterdam, la capital mundial del ciclismo. La última vez fue cuando VanMoof lanzó la Electrified S en 2016. Pero ahora las bicicletas eléctricas Veloretti Ivy Ace comienzan la producción en masa. «Estamos bastante abrumados por el interés en las bicicletas eléctricas. Es una locura», dice el fundador de Veloretti, Ferry Zonder.

Aunque puede que no lo suene, Veloretti es totalmente holandés, solo con un toque italiano para el retro chic. Sin embargo, a pesar de su apariencia vintage, las bicicletas eléctricas de Veloretti son tan vanguardistas como las que mas. Ambas están equipadas con una transmisión por correa de carbono libre de mantenimiento, un cambio automático Enviolo continuo, un motor Bafang silencioso de tracción media (250W), frenos hidráulicos, iluminación delantera y trasera integrada, una pequeña pantalla para la navegación giro a giro y una batería extraíble de 510Wh que simplifica la carga después de agotar su rango de 60 a 120 km. También vienen plagadas de sensores de par, velocidad y cadencia, así como radios Bluetooth, GPS y 3G y 4G. Toda esta tecnología permite una gran cantidad de características avanzadas como actualizaciones por aire, diagnóstico remoto de problemas, detección de accidentes y seguimiento en vivo en caso de robo. Para acabar están certificadas para localizarse a través de la App de Apple, Find My, al igual que sus rivales de Ámsterdam VanMoof.

Zonder, un fanático de los viejos ciclomotores italianos Velocifero (de ahí el nombre de la empresa), produjo su primera bicicleta urbana en 2013. Desde entonces ha atraído a una entusiasta base de fans de jóvenes urbanitas atraídos por la mezcla de estilo, calidad y servicio de Veloretti para bicicletas que cuestan menos de 400 € (lo que es bastante barato para una nueva bicicleta urbana holandesa). El modelo de ventas directas al consumidor de Veloretti ha permitido a la empresa crecer rápidamente. La compañía saltó de 15 a 38 empleados después de decidir entrar en bicicletas eléctricas, y ahora envía sus bicicletas de ciudad a 27 países.

El prototipo Ace luce muy bien, con una calidad de construcción sólida y menos cables expuestos y soldaduras más precisas de la fábrica portuguesa donde está construida. Y mientras que el motor Bafang es verdaderamente silencioso, el cambio automático Enviolo en el prototipo puede ser un poco ruidoso. También se necesita algo de práctica para evitar el freewheeling en el arranque. Zonder dice que el firmware de Enviolo está siendo ajustado y la aplicación actualizada para dar a los pilotos más control sobre los umbrales de par y otros minutos. Algo que probaré más adelante en la revisión.

De momento solo estarán disponibles en los Países Bajos, Bélgica y Alemania este año, para mantener un estricto control de calidad. «No queremos crear riesgos en nuestra cadena de suministro y estos mercados los conocemos muy bien para poder darles un buen servicio», dice Zonder. «No queremos arruinar nuestra reputación y satisfacción del cliente». Zonder afirma una tasa de fallas de alrededor del 0,8 por ciento en sus bicicletas de ciudad actualmente, muy por debajo de la tasa del 10 por ciento que VanMoof vio con el lanzamiento de la X3 y la S3 el año pasado. Veloretti expandirá las ventas de bicicletas eléctricas a los países nórdicos y al Reino Unido a continuación.

Fuente: The Verge

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s