Noticias

La empresa Atomo crea un café molecular que no contiene granos de café

La empresa Átomo ha creado en un laboratorio la primera bebida de café molecular que no contienen ni un solo grano de café. Esta bebida se basa exclusivamente en extractos de diferentes plantas, de los que han sacado los componentes del café: cuerpo, amargura, aroma e incluso la cafeína, incluso el aspecto de la bebida no es líquido sino que parte de una base sólida (en forma de polvo) que luego al mezclarla con agua se convierte en un “café” convencional. Los creadores de tan innovadora idea no quieren revelar aún la fórmula completa de su hallazgo por un tema de patentes.

Ya han realizado una primera tanda de pruebas más allá del laboratorio. Una vez han comprobado que el producto está listo para el consumo crearon un banco de pruebas improvisado en el campus de la Universidad de Seattle. La idea era hacer un test ciego entre los estudiantes y darles a probar el café de Átomo frente a alternativas de café real muy populares como Starbucks. Los resultados no dejaron lugar a dudas, los encuestados no distinguieron entre el café real y el molecular y más del 70% prefiere ron el sabor del café molecular. Debido a esto los fundadores de Atomo van a gastar los millones de inversión que tienen en montar un nuevo laboratorio para terminar de depurar el producto final. Para dicha misión han contratado a un equipo de químicos y de expertos en alimentación. Parte del equipo de Atomo proviene de un laboratorio dependiente de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zurich. Aunque la fórmula del café molecular está lista al 90% la idea es comenzar a comercializarlo a comienzos de 2020.

“Mejor café. Mejor para el medio ambiente”

A la pregunta de por qué lanzarse a producir un café sin granos de café hay que darle una explicación completa para entender dónde está el negocio final de tan arduo trabajo. La planta que produce los granos de café es típica de regiones tropicales y subtropicales y requiere de bastante altitud sobre el nivel del mar para crecer. Durante siglos se han cultivado siguiendo métodos tradicionales que respetan la diversidad de especies vegetales y animales de las selvas donde se cultivaba. Las plantas por ello crecían bajo la cubierta de árboles selváticos. El problema ha venido al convertirse en una de las bebidas más consumidas del mundo. Según la Organización Internacional del Café entre los años 2017 y 2018 la industria produjo más de 161 millones de sacos de café, de unos 60 kilos cada uno. Y para poder hacer frente a la demanda, en los años 70 se desarrollo una técnica de cultivo que requería eliminar los árboles de las zonas de cultivo, para dejar más espacio a las plantas. Asi se gana terreno para producir café pero a costa de una deforestación devastadora para las selvas. Según algunos estudios la producción de café es responsable de la,deforestación de más de 100.000 hectáreas al año. Por otro lado también genera un serio problema de residuos, ya que producir tanto café genera toneladas de desechos vegetales difíciles de reubicar y que empobrecen el suelo. Esto ha llevado a los fundadores de Atomo a pensar que hay mercado de sobra para lanzar su idea. Si consiguen hacer viable el proyecto (en coste final del producto y margen de beneficio) y salvan los escollos propios de la reticencia inicial de los consumidores, podrían estar aportando una excelente iniciativa medioambiental al planeta.

Categorías:Noticias

Tagged as: , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s