Noticias

Huawei lanzará en noviembre el Mate X, su primer móvil plegable con 5G

El Huawei Mate X desplegado en su totalidad

El móvil ya lo conocimos en el Mobile World Congress en Febrero de este año pero parece que por fin ahora es cuando va a ser lanzado. La compañía lo pondrá a la venta el próximo mes de Noviembre de 2019 y será entonces cuando se podrán hacer valoraciones más precisas y concretas sobre su rendimiento real para los usuarios de a pie. Suponemos que los retrasos se deben a que el producto que se vio allá por Febrero aún no estaba listo al 100% para el consumo general y un producto de estas características, que va a estar en el punto de mira de toda la prensa especializada, necesitaba pulir todos sus fallos antes de exponerse a las críticas.

La propuesta de Huawei es la de un híbrido entre un teléfono y una tablet. Un concepto hecho realidad que estará al alcance de muy pocos, puesto que su precio de salida de 2400 dólares frenarán a la gran mayoría de consumidores. Sin embargo esta se antoja como la mejor de las alternativas actuales en teléfonos plegables del mercado, por encima de la de Samsung (que también rondo el límite de los 2000 dólares y no parece tan bien acabado como este Mate X) y muy por encima de otros conceptos que se han adelantado pero aún no están disponibles en el mercado.

Las características técnicas del Mate X son excelentes, con una memoria RAM de 8 GB en su modelo básico, una memoria ROM de 512 GB de almacenamiento, un procesador Kirin 980 y una batería de 4500 mAh dual y que permite una carga rápida de 55W. A esto hay que sumarle su capacidad para conectarse a redes 5G gracias al modem Barong 5000 (propiedad de Huawei y desarrollado por ellos para sus terminales), lo que le confieren capacidad más que de sobra para mover y trabajar con video, audio, archivos y demás tareas cotidianas con total soltura. Sin duda lo que también destaca con luz propia es la pantalla plegable que llega a las 8 pulgadas de diagonal (en una medida algo extraña a lo que estamos acostumbrados por cuanto se vuelve muy cuadrada a la vista) y con una paleta de colores excelentes gracias a su panel OLED. La particularidad de esta pantalla es que se dobla hacia el exterior y convierten al terminal en una pantalla infinita. Genera así la vista de dos pantallas unidas, una de 6,6 pulgadas y otra de 6,38 pulgadas. No son simétricas para dejar espacio para los botones de control y poder plegarlo con mayor facilidad.

Vista parcial del teléfono desplegado. La bisagra da sensación de ser robusta

El primer problema que esto representa es la vulnerabilidad de las pantallas frente a golpes, arañazos, etc. Según Huawei esto se arregla con una funda pero en dicho caso lo que perderemos será comodidad, velocidad y uno de sus principales atractivos estéticos. Sin embargo está claro que habrá que hacer ciertos sacrificios en pos de una mayor durabilidad del producto, mas aún teniendo en cuenta su precio. Por otro lado no se puede obviar que este es el primer paso en una nueva categoría de productos, los teléfonos de pantallas plegables, y como tal las primeras versiones son casi una prueba para los fabricantes. De igual forma son una especie de test para los primeros usuarios, quienes tendrán por seguro más problemas a largo plazo que los compradores de futuros teléfonos plegables. La fragilidad y posible mala vejez de estas pantallas son el mayor problema para su venta, y quién sabe si para su despliegue en un mercado tan saturado como el de los móviles.

Simulación del móvil desplegado

Cuando hayan pasado unos meses y se haya podido hacer una batería de pruebas en entornos reales (aquí los usuarios no serán la clave para llevar al límite a estos móviles sino los blogs y prensa tecnológica) veremos cual es la respuesta real y si habrá sorpresas o puntos conflictivos que destacar. Seguramente los fabricantes se blinden antes críticas que considerarán injustificadas, y por un lado lo serán si atendemos a que esta es la primera generación de terminales plegables. Pero entonces el precio no debería ser el que es, puesto que este valor tan alto le confiere al producto una calificación innata de gran calidad y se espera eso por un producto que supera los 2000 dólares o euros, no basta con justificar el precio en la innovación.

El segundo y quizás mayor problema de Huawei viene de fuera del terminal y atiende al conflicto que mantiene con el gobierno estadounidense, que ha degenerado en el veto de Google a que Huawei utilice sus servicios y Apps. Lo que inicialmente es una gran perdida puede que en el futuro le sea hasta rentable, pero el problema es que en 2019 los servicios de Google son casi indispensables para la gran mayoría de usuarios y sacar un terminar sin ellos es desde luego muy peligroso de cara a las ventas. Si a esto hay que sumarle la reticencia inicial a la durabilidad del producto e incluso a la comodidad de uso en el día a día la cosa se complica más.

La aplicación de correo ganará en productividad a pantalla completa

De todas formas habrá que estar atentos a este y a los nuevos lanzamientos de móviles plegables para ver si su evolución los lleva a ser el eslabón perdido entre móviles y tablets, o si por el contrario es un producto perecedero que acaba en el olvido como tantos otros.

Categorías:Noticias

Tagged as: , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s