Salud

Crisp, la plataforma de pronóstico de demanda para la industria alimentaria, se pone en marcha

La industria alimentaria puede ser la industria más grande del mundo, pero también es una de las menos eficientes. Se estima que hay 1.6 billones de toneladas de alimentos que se desperdician cada año y se espera que estos números aumenten con el paso de los años.

Varias empresas han dado un paso adelante para tratar de resolver su propia parte del problema, y ​​una de esas soluciones es Crisp. La compañía, se lanzará hoy con una plataforma que ha estado en versión beta hasta ahora. Crisp tiene como objetivo resolver el problema global del desperdicio de alimentos a través de pronósticos de demanda. Su fundador y CEO, Are Traasdahl, cree que la falta de comunicación y flujo de datos entre los muchos actores de la cadena de suministros es la causa principal de todos estos desperdicios, muchos de los cuales ocurren mucho antes de que los alimentos lleguen al consumidor.

En este momento, pronosticar la demanda no está cerca de ser una ciencia exacta para muchas de las empresas involucradas. Desde marcas de alimentos hasta distribuidores y tiendas de comestibles, el problema generalmente se resuelve mirando una hoja de cálculo de las ventas del año pasado durante horas, para tratar de determinar las señales que influyeron en el rendimiento de ventas de este o aquel producto.

Integrado con casi cualquier software que pueda tener una empresa, Crisp ingiere datos históricos de estas marcas de alimentos y combina esos datos con señales en torno a otros impulsores de la demanda. Analiza factores como la estacionalidad, las vacaciones o la sensibilidad al precio. Por otro lado coteja estos datos con información sobre precios, campañas de marketing, el panorama competitivo e incluso hasta el clima, cosa que podría afectar a las venta o al envío de ciertos productos e ingredientes.

Utilizando estos puntos claves y los datos históricos de ventas, Crisp cree que puede dar una imagen mucho más precisa de la demanda durante los próximos días, semanas, meses hasta elaborar cálculos anuales.

Uno de los puntos fuertes de Crisp es que no es solo para marcas de alimentos, sirve a casi todos los actores de la cadena de suministro de alimentos, desde minoristas hasta distribuidores, desde marcas hasta corredores. Y cuantos más clientes obtenga, mejor será para predecir la demanda en un nivel muy específico. Por ejemplo, el pronóstico de demanda que ofrece Crisp para una tienda de comestibles en particular, basado en datos externos, obviamente mejorará mucho una vez que esa tienda de comestibles sea un cliente en la plataforma.

Por esa razón, ha sido más fácil atraer clientes a la plataforma de lo esperado. La perspectiva de una plataforma de pronóstico de demanda colaborativa, que atraiga señales de toda la industria, será más precisa que los pronósticos de demanda aislados producidos por un solo proveedor o marca.

Durante el programa beta, que se lanzó en Octubre, Crisp atrajo a más de 30 compañías a la plataforma. Ahora que el programa pasa a estar abierto y en su segunda fase es de esperar que esta cifra se multiplique progresivamente. El éxito vendrá en cierta medida determinado por el número de socios que consiga aglutinar.

Fuente: TechCruch

Categorías:Salud

Tagged as: , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s