Hardware

La futura PS5 va a tener problemas que afrontar

Fuente: Sony

Su excesivo peso y tamaño, su controvertido diseño y la escasa retrocompatibilidad pueden lastrar a Sony en su nueva generación de consolas.

Ya es oficial cómo será la futura PS5. Hace escasos días conociamos por parte de la propia Sony cómo será por fuera su nueva consola. Y lo que han mostrado no ha dejado indiferente a nadie. Con más detractores que admiradores la próxima Playstation se va a enfrentar a un buen número de críticas, muchas de ellas bien fundadas y con una base lógica.

Lo primero que ha llamado la atención de los seguidores de la saga PS es su nuevo diseño. Arriesgado para muchos, innovador (hasta en el color), y muy controvertido en ciertos aspectos que lo asemejan a muchos de los routers del mercado. Sin duda los memes y las críticas fáciles vienen por la distancia que marca con todo lo que conocíamos hasta ahora. Las lineas que han elegido para definir el nuevo estilo del gaming de Sony no tienen nada que ver con lo que había hasta ahora en el mercado y eso de entrada se paga con críticas, unas mas merecidas que otras. Si bien es cierto que es casi imposible agradar a todo el mundo, también es cierto que dar un volantazo tras dramático hacia un diseño futurista nunca había suscitado tantas críticas, quizás haya algo de cierto en ellas. Pero mas allá del diseño y la controversia que suscita, la PS5 va a tener problemas para atraer a posibles nuevos compradores.

El peso y el tamaño son algo que Sony no ha querido revelar aún y la razón puede que esté en que (parece) que la nueva PS5 será la más grande que se ha creado hasta la fecha. Esto, sumado al hecho de que tendrá que colocarse de forma vertical, va a suponer un problema para mucha gente. Una consola tan grande y pesada que además hay que poner verticalmente significa reubicar algunas cosas y encontrar un lugar adecuado para que refrigere bien. La Xbox Series X parece que también va a tener el mismo problema, pero en el caso de Sony resulta llamativo cómo el diseño le va a penalizar frente al conservadurismo de la Xbox Series X. Una vez que ambas consolas han mostrado sus cartas todo parece indicar que la gente se ha posicionado contra la nueva estrategia de Sony por encima de lo que pretende Microsoft.

Otro punto a tener en cuenta es la disgregación que hacen en Sony con dos tipos de consolas distintos; una con unidad óptica y otra sin ella. Los formatos físico no pasan por un buen momento y eliminar la unidad Blu Ray 4K es un claro movimiento por el streaming y las descargas digitales. Algo que probablemente sea la antesala a su desaparición total de escena. Esto ya lo habíamos visto con la edición digital de la Xbox y parece que Sony también lo tiene claro. Pero esto puede representar un problema añadido para los desarrolladores que tienen aún un mercado en la venta de juegos en formato físico, por no hablar de que elimina de un plumazo todo el mercado de segunda mano, que tantas alegrías les ha dado a millones de jugadores durante años. El futuro pasa por lo digital, las descargas, el alquiler de juegos online y las plataformas de streaming. En este sentido la nueva PS5 estará preparada a nivel de hardware pero sus jugadores probablemente no quieran dar el paso final y perder la libertad de intercambiar juegos, como se ha hecho hasta ahora.

Un punto muy conflictivo en el pasado de Playstation ha sido la retrocompatibilidad. Esa que obligó a desechar todo lo de la PS3 para abrazar la actual PS4 y que ahora puede volver a ocurrir con la PS5. El catálogo inicial con el que llega una nueva consola es siempre el principal gancho para atraer a los jugadores clásicos y esta vez las expectativas están mas bien bajas. Los exclusivos ya no son lo que eran y el hecho de no poder jugar con los títulos de otras generaciones tampoco ayudará a que los gamers suban de nivel. El salto de la PS4 a la PS5 no se esta vendiendo bien y si a esto le sumamos la actual situación económica mundial el panorama que nos queda es desolador. Sony tendrá que replantearse su forma de afrontar esta nueva generación si no quiere perder ese trono que ganó con la PS3 y que afianzó con la PS4. Desde luego parten con la ventaja de ser los reyes en la categoría, pero esto también supone una mayor caída si la Xbox Series X por fin les destrona.

Fuente: Sony

Por último tenemos los accesorios. Un apartado que Sony siempre ha cuidado y que les ha dado muchas alegrías en el pasado, pero que parece que van a afrontar con mucha cautela en la nueva generación que se avecina. Lo presentado hace poco es muy escaso y no responde a los esfuerzos que han mostrado hasta ahora por avanzar en nuevas dinámicas de juego. Nada de realidad virtual de momento. Todo esta enfocado en los modos mas tradicionales de juego, donde el streaming y el juego online tendrán que demostrar que pueden lidiar con juegos tan exigentes a nivel gráfico como los que se esperan para la PS5.

Así todo la lucha todavía tendrá que esperar unos meses para empezar. Los detractores de Sony y sus PS ya han tenido una buena ración de detalles que poder destripar, pero lo alarmante es que muchos seguidores están mostrando un desencanto nada alentador. Ese es el verdadero problema de la PS5, no conseguir aplausos y emoción, no generar expectación y ansiedad por algo que antes se hacía esperar con mucha ilusión.

Categorías:Hardware, Ocio

Tagged as: , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s