Noticias

Boston Dynamics presenta Stretch: un nuevo robot diseñado para mover cajas en almacenes

Puede compilar hasta 800 cajas por hora, comparable a un humano

Boston Dynamics es mejor conocido por su perro robot Spot, una máquina diseñada para trabajar en una variedad de entornos, desde plataformas petrolíferas en alta mar hasta minas subterráneas profundas. Pero en los últimos años, la compañía ha centrado cada vez más la atención en el espacio logístico, y hoy presenta un nuevo robot con una sola aplicación en mente: mover cajas en almacenes.

El robot se llama Stretch y parece relativamente aburrido para una creación de Boston Dynamics. No está inspirado en humanos o animales, sino que pretende ser lo más práctico posible. Tiene una base móvil cuadrada que contiene un juego de ruedas, un “mástil de percepción” con cámaras y otros sensores, y un enorme brazo robótico con siete grados de libertad y una matriz de ventosa en el extremo que puede agarrar y mover cajas hasta 23 kilogramos de peso.

Lo que conecta a Stretch con otras máquinas de Boston Dynamics es un enfoque en la movilidad. Por lo general, cuando se instalan equipos de automatización en almacenes, el sistema se atornilla en un lugar con un flujo de trabajo modelado a su alrededor. En comparación, Stretch está diseñado para deslizarse en cualquier lugar de trabajo existente donde podría ser útil para cargar o descargar mercancías. “Eso es lo emocionante de este sistema: puede proporcionar automatización a entornos que no tienen infraestructura de automatización”, dijo el vicepresidente de desarrollo comercial de Boston Dynamics, Michael Perry . “Puede tomar esta capacidad y puede moverla a la parte trasera del camión, puede moverla a los pasillos, puede moverla junto a sus transportadores. Todo depende de cuál sea el problema del día “.

Esto permitirá a Boston Dynamics apuntar a clientes que de otra manera evitarían la automatización por ser demasiado costosa o lenta de integrar, dice Perry. Alrededor del 80 por ciento de los almacenes del mundo no tienen ningún equipo de automatización, lo que le da a la empresa un mercado accesible considerable. Pero Stretch aún no tiene una etiqueta de precio, y podría ser que para las empresas con bajos márgenes, un robot no valga la pena, sin importar cuán móvil sea.

Boston Dynamics ha mostrado interés en el espacio logístico desde 2019 cuando compró Kinema Systems, una empresa que fabrica software de visión artificial para robots en almacenes. Luego diseñó un robot con ruedas llamado Handle que podía mover cajas usando un brazo robótico, equilibrándose con un enorme contrapeso oscilante como una cola.

Perry dice que Handle tenía “la huella y el alcance adecuados” para los almacenes, pero no podía trabajar lo suficientemente rápido.  El brazo del robot está unido directamente a su cuerpo principal, lo que significa que toda la máquina tuvo que moverse con cada carga.  El brazo de Stretch, en comparación, gira libremente gracias a algunos contrapesos inteligentes (y con patente pendiente) ocultos dentro de su base cuadrada. “Esa es realmente la salsa secreta”, dice Perry.  “Esa base es capaz de soportar la fuerza de inercia del brazo más la caja que se balancea con un peso rápido, sin tener que depender de una placa de acero de varios miles de kilos atornillada al piso”.

El linaje de Stretch se remonta al robot Atlas de dos patas de Boston Dynamics, que es capaz de equilibrar su peso con tanta suavidad que puede correr, saltar, dar una voltereta hacia atrás y más . “Atlas levantar una caja no se trata solo de extender los brazos y moverlos, se trata de coordinar las caderas, las piernas y el torso”, dice Perry. “Mucho de ese mismo pensamiento de diseño se ha incorporado a Stretch”.

Como resultado, Boston Dynamics afirma que Stretch puede mover hasta 800 cajas por hora, una tasa de rendimiento comparable a la de un empleado humano. Las baterías de alta capacidad significan que Stretch puede funcionar durante ocho horas seguidas antes de que sea necesario recargarlo.

Sin embargo, esa tasa de rendimiento debe tratarse con escepticismo. Poner robots a trabajar en los almacenes es increíblemente difícil debido a la gran variedad de estos espacios. Los flujos de trabajo pueden cambiar a diario a medida que los diferentes productos van y vienen, y lo que a menudo se valora es la flexibilidad. La incapacidad de las máquinas para manejar estos desafíos hasta ahora es lo que ha llevado a una dinámica de todo o nada en la automatización. O rehace todo el almacén para que sea lo suficientemente regular para que las máquinas lo entiendan, o se queda con los humanos, maestros de lo desconocido.

El gran reclamo de Boston Dynamics es que Stretch podrá salvar esta brecha. La compañía dice que el robot puede ser operado por cualquier persona con solo unas pocas horas de entrenamiento, y que su base móvil significa que puede ubicarse en espacios diseñados para humanos. ¿Funcionará? Solo lo sabremos una vez que Stretch se familiarice con el trabajo. Boston Dynamics dice que actualmente está buscando clientes para realizar una prueba piloto de Stretch, y apunta a una implementación comercial en 2022.

Fuente: The Verge

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s